10 cosas que (probablemente) no sabías de ‘1997: Rescate en Nueva York’

Guionistas que fueron el psicópata que inventó el slasher, directores trabajando en el departamento de efectos especiales y tatuajes que cambian de sitio en las fotos.

Por
12 de julio de 2016

Este mes se cumplen 35 años del desembarco cinematográfico de 1997: Rescate en Nueva York, una cinta cuyo cartel bien podría resumir los conceptos “pulp” y “de culto” y que desde que John Carpenter la creara en 1981, no ha dejado de cosechar nuevos fans capaces de comprar desde sus nuevos tebeos a sus muñecos vintage.

Para celebrar el día en que Serpiente Plissken llegó a nuestras vidas, te traemos diez cosas sobre la película que quizá no sepas:

1. El guionista fue Michael Myers

Nick Castle

Nick Castle, el que en tiempos fue considerado el “nuevo Steven Spielberg” y que dirigió cintas como Starfighter, la aventura comienza o TAG, El juego asesino, fue un compañero de facultad que ya se había asomado a la filmografía carpenteriana, poniéndose la máscara del asesino en La noche de Halloween y echando un cable -como todo el grupo de amigos de facultad- en el ajetreado y accidentado rodaje de Dark Star. En esta ocasión, Carpenter contó con sus dotes para la comedia y los diálogos y entre otras aportaciones, Castle firmó algunas de las frases más míticas de Plissken, como aquel “¿Presidente de qué?” que Kurt Russell le dedicaba a Lee Van Cleef.

2. Los cameos de Carpenter

Cameo Carpenter

En la escena en que Kurt Russell entra al teatro y acaba conociendo al taxista que interpreta Ernest Borgnine (otra de las aportaciones de Castle), la banda que toca está compuesta entre otros por Carpenter y su coguionista. Al parecer se filmó más material de la aparición de los dos amigos pero en el montaje final, el cameo quedó reducido a su mínima expresión. Toda una pena.

Eso sí, si andáis con ojo será más fácil reconocer al cineasta en otra de sus apariciones como uno de los pilotos de los helicópteros.

3. El extraño caso del fotocromo español

Fotocromo

Es muy posible que los espectadores que en su día vieron la película en nuestros cines, terminaran con una pregunta… ¿Y la rubia con el rifle que estaba en las fotografías de la entrada del cine?

Realmente ese no era el único lobby card extraño que los espectadores podían ver en el hall de los cines patrios (también había alguno con planos descartados del montaje final) pero sí el más llamativo porque en él salía un personaje femenino que no estaba en la película. El misterio tras la foto en cuestión es que no era otra cosa que una imagen de making of que alguien pensó que quedaría bien como fotocromo, siendo la rubia en cuestión la mismísima Debra Hill, productora de la película, coguionista de La noche de Halloween, antigua pareja sentimental de Carpenter y uno de los nombres propios que más hizo por mejorar las condiciones laborales de las mujeres en Hollywood.

4. Cortaron la primera secuencia

Las aventuras de Plissken comenzaban originalmente con él y su socio robando un banco. Cuando la operación salía mal, el protagonista era arrestado y conducido a prisión, momento en el que conocemos al personaje según el montaje definitivo.

Cuenta la historia que Carpenter siempre tuvo en mente rodar el arranque como lo conocemos, sin que sepamos de dónde procede el protagonista. Sin embargo, presiones de la productora hicieron que rodara esa secuencia en la que se explicaba el pasado de Plissken, no fuera que los espectadores se perdieran.

Una vez que existió un primer montaje y se hicieron proyecciones con público, quedó claro que la idea de Carpenter era la correcta y se eliminó esta secuencia del robo, volviendo a la idea original.

5. James Cameron trabajó en la película

James Cameron

El Rey del Mundo era un pipiolo a punto de comenzar su propia carrera cuando la película le dio la oportunidad de lucir su talento creando algunas de las animaciones que podemos ver en pantalla, haciendo un matte painting para que el skyline de Nueva York luciera en la película (que realmente se rodó en San Luis) e incluso dibujándole el storyboard al director.

6. La cazadora más molona del mundo

Cazadora

Cuando llegó el momento de rodar la secuela, 2013: Rescate en L.A., el equipo de arte se encontró con un problema para conseguir clonar la chaqueta que Plissken lucía en la cinta de 1981. El departamento ya estaba estudiando la película original, viendo cómo hacer una cazadora idéntica a aquella baratija comprada en alguna tienda de segunda mano, cuando Kurt Russell les contó que todavía la guardaba en el armario de su casa y que bastaba sacarla de ahí para ponérsela y rodar con ella la nueva película.

Menos suerte han tenido muchos fans de la película, a los que sí les ha tocado ir parando la cinta fotograma a fotograma para estudiar cómo es la cazadora e identificar el modelo y el fabricante originales. Por suerte han aparecido algunos artesanos que comercializan réplicas creadas para la ocasión, pero si quieres salir a la calle pareciendo Plissken, prepárate a pagar mucho, muchísimo, dinero.

7. Lee van Cleef no podía ni moverse

Lee van Cleef

No se nota en pantalla, pero nuestro secundario favorito de El hombre que mató a Liberty Valance había sufrido una lesión en la rodilla antes de incorporarse al rodaje y se moría de dolor en el set hasta el punto de que su mujer estaba allí para ayudarle con el calvario que estaba sufriendo. Muy posiblemente por eso, su personaje está sentado en muchas de sus apariciones.

8. ‘Metal Gear’, hija ilegítima de Plissken

Metal Gear

A día de hoy, Hideo Kojima, uno de los más grandes creadores de la historia de los videojuegos, ha empezado a matizar la influencia, especialmente después de que Carpenter dijera -no sin cierta fanfarronada- que en su día había pedido que no denunciaran al japonés por plagio. Pero aún así está claro que una de las grandes creaciones de Kojima, la saga Metal Gear, está inspirada en parte por la película de Carpenter y en especial, su protagonista, Solid Snake, quien llega a usar el apellido Pliskin.

Curiosamente, llegó a existir un proyecto para hacerle un videojuego oficial a Serpiente Plissken que finalmente fue cancelado.

9. El tatuaje que baila

Tatuaje en el brazo

Los fans con mejor memoria recordarán que el protagonista tiene un tatuaje con una serpiente en la tripa, pero que en algunas ilustraciones y fotografías de publicidad, el tatuaje luce en su brazo izquierdo ¿La razón? Pues que mucho antes de que Russell entrara en la película, la productora hizo diseños del personaje poniéndole una serpiente en el brazo.

Esos diseños fueron utilizados en dossieres de venta en los mercados internacionales y cuando Russell acabó firmando para protagonizar la película, las primeras fotografías de publicidad se hicieron siguiéndolos. Solamente cuando el proyecto avanzó y se creó la imagen definitiva del personaje, se decidió dejarle los brazos limpios y pintarle la serpiente en el vientre.

10. Tuvo su propio juego de mesa

Juego de mesa

Paralelamente al estreno de la película, la compañía TSR sacó un juego de mesa en el que había que internarse en la jungla de Nueva York, rescatar al Presidente (y la famosa cassette) y salir de allí con vida. Escape from New York, The Game estaba planteado para ser jugado por entre 2 y 4 jugadores y aunque en los expertos en la materia no hablan de él con demasiado entusiasmo, nosotros no podemos dejar de preguntarnos: ¿POR QUÉ NADIE LO VUELVE A EDITAR?

Vídeo: Así se hizo la música de ‘1997: Rescate en Nueva York’

El colaborador de Carpenter Alan Howarth y un muñeco muy majo de Kurt Russell explican la génesis de la BSO más electrónica y postapocalíptica.

El rumor eterno: Otra vez en marcha el remake de ‘Rescate en Nueva York’

Leigh Whannell será el encargado de escribir un remake de '1997: Rescate en Nueva York' que podría terminar dirigiendo él mismo

El “Maestro del terror” también se lee: Las novelizaciones de John Carpenter

Algo une a 'Dark Star', 'La noche de Halloween' o 'La Cosa' más allá de John Carpenter: todas fueron convertidas en novelas de bolsillo

Muere Frank Doubleday, actor habitual del John Carpenter más gamberro

Padre de Portia Doubleday ('Mr. Robot'), el actor trabajó en 'Asalto a la comisaría del distrito 13' y '1997: Rescate en Nueva York'.