[littlesecretfilm] ‘#RealMovie’: histeria de dos actrices

Eva Llorach y Rocío León protagonizan la nueva película de Pablo Maqueda ('Manic Pixie Dream Girl'), que se estrenará en Calle 13 el próximo 22 de julio (0:15 h.). Por DANIEL DE PARTEARROYO

19 de julio de 2013

La nueva etapa del proyecto littlesecretfilm en colaboración con Calle 13 estrenará cada mes en el canal un largometraje producido al amparo del decálogo (con algunas modificaciones, como la predilección por el suspense, el thriller o el terror) que después pasará a estar disponible para su visión online. Así hasta un total de 13 películas. El próximo lunes 22 de julio (00:15 h.) se emitirá la primera de ellas, #RealMovie, dirigida por Pablo Maqueda y protagonizada por Eva Llorach y Rocío León. Aquí tienes el tráiler junto a nuestra crítica del filme:

Si algo podemos extraer de ciertos títulos clave dentro de la última oleada de ficciones low cost españolas como Diamond Flash (Carlos Vermut, 2011), Manic Pixie Dream Girl (Pablo Maqueda, 2013) o La tumba de Bruce Lee (Canódromo Abandonado, 2013) es una apuesta firme por el cine de la palabra, quizás espoleado por la limitación económica (el presupuesto necesario para filmar una conversación suele ser menor que para planificar una aparatosa escena de acción, aunque casi siempre cueste más) pero sostenido gracias a una confianza plena en la interpretación de actores y actrices inéditos y vitaminados fuera de las tan previsibles agendas de cásting patrias. Después del tour de force dramático de Manic Pixie Dream Girl, Pablo Maqueda vuelve a colaborar con Rocío León en #RealMovie y suma a Eva Llorach a la ecuación, juntando así a dos actrices de talento superlativo sin parangón en el panorama nacional.

Ellas sostienen por completo los más bien débiles cimientos de un thriller psicológico en primera persona donde la actriz más famosa de España (Llorach, con tronchantes referencias de fondo a Penélope Cruz) vuelve al país para protagonizar junto a su hermana (León) un ambicioso musical basado en la vida de su madre, una famosa coreógrafa que se quitó la vida coincidiendo con la separación de las dos hermanas Binoff hace cinco años. Pero resulta que Rocío ha sido secuestrada por el misterioso organizador de un sádico juego cinematográfico en el que tendrá que ir dando pistas a Eva hasta superar una serie de pruebas que le recompensen con la libertad. Si bien el desarrollo (compactado en 60 minutos) del juego resulta mucho más simple de lo que la rebuscada premisa da a entender (incluida la utilización de Twitter o el alcance de la fama como motor dramático, entre lo obtuso y lo gratuito), por el camino hay salpicados una serie de flashbacks destinados a ofrecer más luz sobre la auténtica relación entre las hermanas que, junto a la magnífica secuencia de la entrevista inicial de Eva en la limusina, contienen los mejores momentos del filme.

De esa asimetría también se puede sacar valor narrativo, pues estamos tan cómodos en las escenas compartidas del pasado y la comunión entre director y actrices que deseamos que la maquiavélica (y acelerada) sucesión de pruebas grabadas por cámaras omnipresentes acabe cuanto antes para que ambas hermanas se puedan reunir de nuevo. Frente a un thriller de floja intensidad, es la interacción directa entre las dos protagonistas lo que nos mantiene al borde del asiento. Porque, como el buen cine de la palabra demostraba, muchas veces no hay nada más emocionante que dos personas hablando.

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.