[Crónica Festival Cine Gijón 2013] ‘Blue Ruin’ e ‘Història de la meva mort’ de Albert Serra; venganza y ¿sangre?

Dos películas independientes, ambas con prestigio internacional, protagonizan la sexta jornada del FICX51. Y una es del siempre polémico Albert Serra. Por PABLO GONZÁLEZ TABOADA

Por
21 de noviembre de 2013

¿De qué se habla en el festival? Se habla de Albert Serra, ¿alguien lo dudaba? El cineasta catalán, ganador del premio gordo en Locarno con su Història de la meva mort, se ha presentado en Gijón inaugurando la sección FICXLab y -como siempre- ha dejado unas cuantas perlas de impresión. Desde considerarse “el único gran cineasta español” hasta admitir que los premios le dan igual, que de cara a la promoción pone buenas caras y alza los brazos en señal de victoria; pero que todo es teatro. Su encuentro con el público dejará secuelas en los próximos días, pero los ecos no han tardado en ser audibles. También se habla de que pese a ser miércoles, los cines se han vuelto a llenar, lo cual siempre es buena noticia.

¿Qué has visto? Blue Ruin, otra sorpresa más de la sección oficial a concurso. Sorpresa también porque van tres seguidas de una calidad bastante alta, y es muy raro que en un festival ocurra algo así. Esta producción independiente norteamericana llega firmada por Jeremy Saulnier y ya ganó en FIPRESCI de la Quincena de realizadores este año en Cannes. No es para menos: es un thriller de venganza cocido a fuego lento, con atmósfera opresiva, una interpretación principal de notable alto y una medición dramática acertada. Sabe además equilibrar la violencia, no incluyéndola más que cuando es realmente necesaria y sirviéndola siempre con un estilo muy particular. Un film notable del que cabía esperar cosas aceptables pero que ha superado nustras expectativas.

Nos adentramos también en el FICXLab, la sección dedicada al vídeo-arte y el cine experimental, con la esperada nueva película de Albert Serra: Història de la meva mort. Dos horas y media de drama histórico, con elementos de cine fantástico y una serie de capas narrativas que se engarzan en un estilo entre el naturalismo y -parafraseando a su autor- la artificialidad. Serra es un cineasta único y su película también lo es, uniendo a dos iconos como Casanova y Drácula para dar forma a una historia bastante particular. No es un cine fácil pero ofrece recompensas: magníficas imágenes de exteriores, con composición pictórica y un tratamiento del color muy saturado, buscando los contrates. Contra todo pronóstico -y pese a su duración- sólo huyeron dos personas del recinto. Y decimos esto porque en la proyección de El cant dels ocells en 2008, la sala prácticamente se vació a la media hora de proyección, durando una hora menos.

¿Qué te has perdido? Jasmine de Alain Ughetto, una de las tres mejores películas de animación del año para los miembros de los European Film Awards. También Los insólitos peces gato, film mexicano a concurso que intentaremos recuperar en lo que resta de festival, y que ganó el FIPRESCI en Toronto.

¿Con quién has hablado? Con los miembros del jurado de Animaficx, Manuel Sicilia, Jordi Grangel y particularmente Sam, que no tiene pelos en la lengua y tan pronto raja de una película como aclama otra. ¿Cuál es la que más le ha gustado de la producción mundial reciente? La inédita en España (comercialmente, pues se ha pasado en festivales) Mary and Max. ¿Cuál no le gusta nada? Decirlo comprometería muchas cosas, pero si podemos adelantar que su primer largometraje, Pos Eso, está muy cerca de finalizar la fase de postproducción. La veremos en 2014. También hemos hablado con Albert Serra, claro, y podemos confirmar que no se ha creado un personaje de cara a los medios: es así, tal cual. Hay alguna anécdota que contar, seguid atentos.

Gijonmetro: Blue Ruin no es una película muy “de Gijón”, huele a Sitges por todos los poros. No obstante a nivel cualitativo no se le pueden poner pegas, así que esperemos que el jurado evite caer en el error convencional (cine de género = inferior) y la tenga en cuenta en el palmarés. Su actor principal está formidable, pero la realización también es muy notable. Por lo demás, nada ha cambiado. Ida y El pasado siguen sonando como las apuestas fuertes.

Más de CINEMANÍA en Gijón 2013:

Crónica 4: El pasado de Farhadi y My Sweet Pepperland, la expresividad del rostro femenino

Crónica 3: El cine español pierde otro Blockbuster

Crónica 2: Ida, la película hecha en fotografías en blanco y negro

Crónica 1: Entrega de premios y Una promesa, de Patrice Leconte