[Crónica Cannes 2013] Chicas malas

Segunda jornada del festival, con la proyección de la sexual perturbadora 'Jeune & Jolie', de François Ozon, y lo nuevo de Sofia Coppola, 'The Bling Ring'. Por NANDO SALVÁ

17 de mayo de 2013

¿De qué se habla en Cannes hoy? De que después de llover durante 24 horas seguidas, ahora sólo lo hace a ratos; de que este año el festival ha decidido programar la mayor parte de lo pesos pesados –Soderbergh, Payne, Jarmusch, Polanski— en la segunda mitad del festival; de Marine Vacht, protagonista de Jeune & Jolie, una barbaridad de muchacha.

¿Qué hemos visto? En la competición: 1. Jeune & Jolie, en la que François Ozon acompaña a una joven que de forma abrupta pasa de perder la virginidad a convertirse en prostituta. Sin hacer sociología ni dar lecciones de moralidad, el francés reflexiona con puntería sobre la necesidad de transgresión que el despertar sexual puede llevar a conllevar. En otras palabras, está bien. Y lo dicho: Marine Vacht está tremenda. 2. Heli, de Amat Escalante, un retrato de México basado en la violencia, la brutalidad y la corrupción como consecuencia del tráfico de drogas. Será difícil qu el festival incluya otra película más deprimente que ésta. A Escalante, en todo caso, se le ve el plumero: su empeño por herir la sensibilidad del espectador es demasiado calculado. 

En paralelo. 1.The Bling Ring, de Sofia Coppola, que reconstruye el caso de un grupo de adolescentes de Los Angeles que entre 2008 y 2009 robaron objetos por valor de 3 millones de dólares propiedad de gente como Paris Hilton, Lindsay Lohan y Megan Fox. Su mejor trabajo desde Lost in Translation (2003). 2. Fruitvale Station, una película lacrimógena, sentimental, cursi y manipuladora. Fue la última ganadora del pasado Festival de Sundance. Entre ésta y Bestias del sur salvaje el año pasado, el amigo Robert Redford se está luciendo.

¿Qué has comido? Desde el último contacto, un bocata de pollo mas seco que la mojama por 7 eurazos, sopa de cebolla, simulacro de magret de pato y unos taquitos de queso Gouda.

¿Qué esperas de la jornada de mañana? Mañana los paparazzi tendrán poco trabajo porque no hay estrellas con las que llenar sus tarjetas de memoria. A cambio, promete ser una jornada de buen cine. Por la mañana, el iraní Asghar Farhadi demostrara si rodar en francés se le da tan bien como hacerlo en farsi –aparte de la diferencia de idioma, su nueva película, Le Passe, parece guardar bastantes parecidos con la magnifica Nader y Simin: una separación. En Like Father, Like Son, el japonés Hirokazu Koreeda nos contará a historia de unos padres que un buen día descubren que su hijo de 6 años no es realmente su hijo, sino que en el paritorio les dieron por error el bebé de al lado; y, en Touch Of Sin, Jia Zhangke dejará bien claro por qué nadie debería escoger China como destino vacacional. Todo muy alegre, vamos.

Cannesometro. No hay novedades en ese aspecto porque ni Ozon ni Escalante deberían contar para el jurado. De todos modos, tiene gracia imaginarse a un tipo tan mojigato como Spielberg contemplando las escenas de sexo menor de edad de Jeune & Jolie o la secuencia estrella de Heli, en la que, en primer plano, unos genitales masculinos son rociados de gasolina, prendidos con un mechero y quemados como las costillas de un Tony Roma.