Tierra, trágame: Los momentos de mayor vergüenza en cine y televisión

Vergüenza, la serie creada por Álvaro Fernández Armero y Juan Cavestany, llega hoy a Movistar + y para celebrarlo, nos hemos parado a repasar aquellos momentos del cine y la televisión en los que sus protagonistas tuvieron que pensar aquello de “Tierra, trágame”.

Taxi Driver

Pocos, muy pocos, momentos de vergüenza ajena ha conocido el cine como aquel en el que Travis, tras conseguir una cita con Cybill Shepherd, la llevaba al cine.

Sin embargo, las películas que el bueno del taxista acostumbraba a ver en las salas de Nueva York, poco tenían que ver con las que se recomiendan para una primera cita y la pobre Shepherd terminaba con un buen susto en el cuerpo.

Vergüenza y pena, una combinación perfecta.

La boda de mi mejor amigo

El clásico por excelencia de la vergüenza noventera. Julia Roberts empujaba a Cameron Diaz a arrancarse a cantar, sumiéndola en el mayor “corte” que la futura novia pudiera imaginar. Eso sí, al final la escena no salía como la Roberts se había imaginado y no quedaba claro quién había pasado más vergüenza

Cuando Harry encontró a Sally

En 1989, Meg Ryan protagonizó el (o uno de ellos) orgasmo más famoso que nadie haya tenido en el cine.

Sin embargo, nada como ese posterior “Póngame lo mismo que a aquella chica” y la vergüenza que debió pasar ante el resto del local.

Imaginad esa escena hoy día en el que todo el mundo tiene el móvil listo para hacer un vídeo sobre lo que está pasando a su alrededor.

El Príncipe de Bel Air

Demostrando la fina línea que separa la vergüenza del éxito, Carlton popularizó su famoso baile à la Tom Jones hasta el punto de que hoy, no hay aparición televisiva de su intérprete, Alfonso Ribeiro, en la que no tenga que arrancarse a hacer el famoso baile.

Dos tontos muy tontos

¿Qué sería de la vergüenza sin una pequeña dosis de escatología? El personaje de Jeff Daniels aprendía esto por la vía dura al descubrir que el water sobre el que estaba sentado, no funcionaba.

¿Idea para resolver el problema? Vaciarlo por la ventana. Y es que el bochorno, a veces, puede ir en ración doble.

Algo pasa con Mary

Aunque para bochorno escatológico nada como recordar al pobre Ben Stiller y la “pequeña avería” que sufría en este otro envite del Universo Farrelly a costa de una cremallera rebelde y dolorosa.

¿O se nos ocurre mayor vergüenza que acabar en esa situación con un bombero y tus futuros suegros?

Friends

Dentro de ese bestiario de la vergüenza que fue la serie Friends, mejor quedarnos con un momento que tuvo algo que romántico para los personajes:aquel capítulo de la séptima temporada en el que Chandler y Monica, tras pasarlas canutas, terminaban cogiendo fuerzas para verse desnudos por primera vez.

Ir a la portada