Terror puro: estas son las máscaras MÁS CHUNGAS de Michael Myers

A estas alturas no queda nadie que no lo sepa. Michael Myers, el asesino de Haddonfield está de vuelta.

Con su regreso de la mano de la productora de Jason Blum, es más que seguro que la máscara del personaje será todo un éxito de ventas este Halloween. Ante la que se viene encima, cierto portal de productos asiáticos ha decidido ponerse las pilas, ofreciendo sus vendedores desde ya las cotizadas máscaras de la película de Carpenter.

Eso sí, con alguna de estas a la pobre Laurie Strode lo que le hubiera dado es un ataque de risa.

Modelo chungo pero clásico: Podría ser mucho peor, pero dudamos que consigas asustar a nadie

Modelo Michael se ha pasado con el Tigretón en el psiquiátrico: El asesino de Haddonfield en versión fanegas.

La máscara de ‘¡¡Sanguinario!!’ en versión GORDO: Esta es de nota, un combo perfecto entre la versión Tigretón y la que lucía el personaje en la segunda película.

Modelo espeluchado 1: Quisieron hacer a Michael y terminaron creando al Actor Secundario Bob. Tienes suerte que te llevas un 2×1

Modelo espeluchado 2:  La noche en la que él volvió a casa después de hacerse la permanente.

Modelo MELONAZO Myers: Con ese cabezón, normal que Michael terminara traumatizado de niño. No debió tener una infancia fácil.

Modelo viejoven tristón: Ideal para el Michael Myers con resaca

Modelo Aquaplast: Más que pintar una máscara del Capitán Kirk (como se hizo en la película original), aquí parece que le han dado una mano de Aquaplast para crear al famoso slasher

Modelo Aquaplast con cabezón: Y si la vemos de perfil el engendro es todavía peor. O usan a niños como modelos de máscaras o tienen una gran afición por ponerle a Michael cabezas tamaño XXXXL.

Modelo 40 años con gomina: Michael vuelve a Haddonfield 40 años después de sus crímenes. Y para reencontrarse con la pobre Laurie, nada mejor que echarse bien de gomina.

Modelo Mickey Rourke: Directamente de una dimensión paralela en la que el asesino de Halloween iba disfrazado del protagonista de Nueve Semanas y Media.

Modelo mucha pena: Sí, para esto casi mejor que pintarse la cara de blanco y salir a la aventura con un cartel que ponga “Hola, soy el de Halloween”

Ir a la portada