17 películas de amor para pasar miedo

Porque no hay nada más aterrador que entregarse a alguien. Bajo gritos y escalofríos, el cine de terror alberga algunas de las mejores historias de amor, radiografías sobre la construcción y derrumbe de la intimidad en pareja o alegorías sobre el lado oscuro de las relaciones sentimentales; es decir, las cosas que más miedo nos dan en la vida real. Con estos títulos, todos los días es Halloween en San Valentín.

Por Daniel de Partearroyo

La rosa de hierro (1973)

Una joven pareja se adentra en un cementerio con la sana intención de enrollarse entre tumbas y osarios.

¿Esqueletos? Sí. ¿Payasos del averno dejando dejando flores? Bueno. Pero, como están en una película de Jean Rollin (el sibarita del cine vampírico, que aquí abandonó dicha temática por primera vez), las cosas salen de forma mucho más mórbida de lo esperado.

Amenaza en la sombra (1973)

En esta obra maestra de Nicolas Roeg a partir de un relato de Daphne du Maurier, encontramos a Julie Christie y Donald Sutherland como una pareja que se quería mucho. Al menos, hasta que su hija murió ahogada en un lago.

Para intentar reponerse de la pérdida, se trasladan a Venecia, donde él va a trabajar en la restauración de una iglesia. Su relación sentimental será mucho más difícil de recomponer después de lo vivido en los canales.

Anticristo (2009)

Revisión extrema (y en plena depresión nerviosa del director, Lars von Trier) del planteamiento argumental de Amenaza en la sombra. 

Aquí la pareja en crisis degenerativa está formada por Charlotte Gainsbourg y Willem Dafoe. Su destino terapéutico es una cabaña en el bosque donde las mutilaciones genitales y los zorros parlanchines están a la orden del día.

The One I Love (2014)

Con título de canción de R.E.M., Elisabeth Moss, Mark Duplass y mucho ingenio, Charlie McDowell dirige un inquietante drama sobrenatural que no necesita crear suspense para generar mal rollo.

Esta pareja afronta de forma directa la gran cuestión: ¿amas realmente a la persona con la que compartes la vida o solo a la idea distorsionada que tú tienes de esa persona? ¿Y no le pasa a ella exactamente lo mismo contigo?

Midsommar (2019)

¿Crees que puedes llegar a ser feliz con esa persona que dice quererte pero constantemente hace que te sientas mal?

Un viaje a una pequeña comunidad sueca bien surtida de rituales paganos, drogas psicodélicas y ejecuciones le abrió los ojos a Florence Pugh para purificar su relación tóxica con fuego. También puede funcionar contigo.

Sick Girl (2006)

Dirigida por Lucky McKee dentro de la miniserie colectiva Masters of Horror, esta historia de enamoramiento, entrega, convivencia, celos y posesión concentra en menos de una hora todas las fases de terror en las que puede entrar una relación aparentemente ideal.

Así creían que era la suya los personajes de Angela Bettis y Erin Brown, sin tener en cuenta al insecto con forma de mantis que anida entre ellas.

La mosca (1986)

La anterior es una gran deudora del excepcional remake que hizo David Cronenberg de La mosca (1958), trasladando la premisa de ci-fi clásica de la historia original a su propios intereses sobre el body horror en medio de una trágica historia de amor truncado.

Porque es difícil que la chica de tus sueños permanezca a tu lado si te has convertido en una viscosa masa sanguinolenta, amorfa y purulenta tras mezclar tu ADN con el de una mosca. Ni siquiera aunque seas Jeff Goldblum.

 

El bosque (2004)

En medio de la alegoría más vilipendiada del cine de M. Night Shyamalan laten las imágenes más delicadas que ha filmado nunca el cineasta.

Con ayuda de Roger Deakins tras la cámara, y James Newton Howard a la música, las escenas de Bryce Dallas Howard y Joaquin Phoenix son pura exaltación romántica.

Spring (2014)

¿Quién no ha soñado con viajar a Italia, conocer a una chica encantadora, enamorarse de su heterocromía y quedarse allí a vivir con ella?

Parece el plan de vida ideal, incluso si le añadimos el pequeño detalle de que la chica en cuestión oculta ciertas mutaciones anatómicas de raíz lovecraftiana. Allí donde habla el corazón es de mala educación que la razón lo contradiga, decían.

La posesión (1981)

Después de ver a Isabelle Adjani dando la interpretación física más extrema de la historia del cine en este perturbador triángulo amoroso con Sam Neill y una criatura enfermiza es posible que tú también empieces a replantearte cualquier pequeña desconfianza que te genere tu pareja.

Los pájaros (1963)

O cómo Alfred Hitchcock filmó su película castradora definitiva. Que ya es decir.

¿Esa escena en la que Rod Taylor conoce a Tippi Hedren en una pajarería, flirtean ligeramente y parece que va a surgir algo entre ellos? Cualquier indicio de romance es agresivamente extirpado de la narración mediante violentos ataques aviares. Que no te pase lo mismo la próxima vez que salgas a ligar.

Trouble Every Day (2001)

Cuando decimos que Claire Denis es la cineasta del cuerpo, el dolor y el deseo se debe en gran parte a su habilidad para combinar los tres elementos.

En este desgarrador (ja) romance descarnado (jaja) de alto voltaje sexual, Béatrice Dalle y Vincent Gallo se devoran literalmente la una al otro.

El cuerpo y el látigo (1963)

A la censura italiana no le gustó ni un pelo la temática explícitamente sadomasoquista de este filme protagonizado por Christopher Lee, donde el gran maestro del terror Mario Bava no escatimó en fantasmas ni latigazos.

Honeymoon (2014)

Existe toda una tradición dentro del cine de terror que consiste en hacérselas pasar canutas a parejas recién casadas.

Dentro de esa simpática costumbre, todo lo que sale escalofriantemente mal en la luna de miel entre Rose Leslie (Juego de tronos) y Harry Treadaway (Penny Dreadful) te convencerá para no planear la tuya en una cabaña perdida en medio del bosque. ¿Es que acaso no habías visto Anticristo al principio de esta lista?

Piercing (2018)

No siempre el cine de amor de terror (o de terror de amor) va sobre desintegraciones de pareja o experiencias desagradables.

En esta adaptación de un relato del siempre enfermizo Ryu Murakami asistimos a la conexión naciente entre dos tortolitos hechos el uno para el otro: el padre de familia (Christopher Abbott) con impulsos asesinos hacia su bebé y la prostituta (Mia Wasikowska) que contrata para matar en su lugar. C’est romantique!

Monstruoso (2008)

¿Relato found footage de la destrucción de Nueva York por un gigantesco monstruo o intento desesperado de un chico por reconciliarse con su novia tras una discusión de proporciones kaiju eiga?

La película de monstruos que se sacaron de la chistera Matt Reeves, Drew Goddard y J.J. Abrams es la mejor alegoría posible de tu penúltima, última y próxima pelea de pareja.

Revolutionary Road (2008)

No todo van a ser películas de terror. También las hay de muchísimo terror.

Cuando se trata de compartir un mal rato en pareja, no hay nada como esta adaptación de la novela de Richard Yates protagonizada por Kate Winslet y Leonardo DiCaprio para que todos tus sueños de felicidad y anhelos pequeñoburgueses te lo hagan pasar peor que el más sádico de los psicópatas o el más terrible de los monstruos.

Ir a la portada