He tenido un sueño

21 de febrero de 2011

La otra noche tuve una epifanía. Estaba en mi habitación tocando con la melódica Carros de fuego cuando de repente un destello increíble iluminó toda la estancia y parte del pasillo. Yo me quedé confuso e inmóvil como un conejo cuando le dan las largas. Súbitamente de entre el fulgor emergió flotando una figura con túnica y melena rubia. En un primer momento creí que era Pocholo pero era el arcángel San Rafael, lo sé porque me fijé en una tarjeta que llevaba en la solapa de la túnica. Hizo una pausa, me miró a los ojos y me dijo: “Perdón, me he equivocado de casa”.

Bien esto era sólo una introducción chichinabesca, la epifanía como tal viene a continuación.

Aturdido, me fui al salón y empecé a hacer zapping.

Hay momentos en la historia en que los hombres cambian el devenir de los acontecimientos haciendo uso de algo tan simple como las palabras. Abraham Lincoln en Gettysburg, Matin Luther King en la marcha sobre Washington, Gandhi en… ahora mismo no me acuerdo. Bueno, pues yo la noche del 13 de febrero de 2011, aproximadamente a las 23 horas, vi en mi televisión a un hombre lleno de decisión que decía una cosas que me estremecieron y me hicieron pensar, que fue algo que también me estremeció. Cosas como: “Esto no es el futuro, sino el presente”; “Somos unos privilegiados si podemos trabajar en lo que nos gusta” o “Crisis en griego significa cambio”.

Me volví a quedar como un conejo al que le dan las largas, pero más rato. Un rato largo. Hasta que por fin reparé en lo que estaba viendo. Era una gala trepidante. Era Operación Triunfo. El que hablaba era un concursante que abandonaba la academia.

Cuando me repuse de mi conmoción me acordé que también retransmitían los premios Goya, cambié de canal pero ya había acabado. ¿Algo interesante en la fiesta del cine español?

 

He tenido un sueño

21 de febrero de 2011

La otra noche tuve una epifanía. Estaba en mi habitación tocando con la melódica Carros de fuego cuando de repente un destello increíble iluminó toda la estancia y parte del pasillo. Yo me quedé confuso e inmóvil como un conejo cuando le dan las largas. Súbitamente de entre el fulgor emergió flotando una figura con túnica y melena rubia. En un primer momento creí que era Pocholo pero era el arcángel San Rafael, lo sé porque me fijé en una tarjeta que llevaba en la solapa de la túnica. Hizo una pausa, me miró a los ojos y me dijo: “Perdón, me he equivocado de casa”.

Bien esto era sólo una introducción chichinabesca, la epifanía como tal viene a continuación.

Aturdido, me fui al salón y empecé a hacer zapping.

Hay momentos en la historia en que los hombres cambian el devenir de los acontecimientos haciendo uso de algo tan simple como las palabras. Abraham Lincoln en Gettysburg, Matin Luther King en la marcha sobre Washington, Gandhi en… ahora mismo no me acuerdo. Bueno, pues yo la noche del 13 de febrero de 2011, aproximadamente a las 23 horas, vi en mi televisión a un hombre lleno de decisión que decía una cosas que me estremecieron y me hicieron pensar, que fue algo que también me estremeció. Cosas como: “Esto no es el futuro, sino el presente”; “Somos unos privilegiados si podemos trabajar en lo que nos gusta” o “Crisis en griego significa cambio”.

Me volví a quedar como un conejo al que le dan las largas, pero más rato. Un rato largo. Hasta que por fin reparé en lo que estaba viendo. Era una gala trepidante. Era Operación Triunfo. El que hablaba era un concursante que abandonaba la academia.

Cuando me repuse de mi conmoción me acordé que también retransmitían los premios Goya, cambié de canal pero ya había acabado. ¿Algo interesante en la fiesta del cine español?

 

Blanca Suárez: así es su filmografía

La española, que saltó a la fama gracias a la serie ‘El Internado’, no ha parado de trabajar en la última década con directores de la talla de Almodóvar o Álex de la Iglesia.

¿Malos tiempos para el cine? Bayona y Álex de la Iglesia debaten en Twitter

Las palabras de Pedro Almodóvar en los Goya provocan una encendida charla entre los autores de 'Lo imposible' y 'El día de la bestia'.

6 escenas fabulosas que le debemos a Reyes Abades

El gran técnico español de efectos especiales ha muerto a los 68 años: le rendimos homenaje recordando sus momentos cumbre, de 'El día de la bestia' a 'El laberinto del fauno'

Tráiler de ‘Perfectos desconocidos’, lo nuevo de Álex de la Iglesia

¿Sobrevivirán Ernesto Alterio, Belén Rueda, Eduard Fernández, Juana Acosta y compañía a esta prueba de fuego tecnológica que dirige de la Iglesia?