CRÍTICA

Wild Rose

6

Por
08 de julio de 2019

Hace años Aki Kaurismäki se sacó de su chistera a los rocambolescos Leningrad Cowboys, que a golpe de tupé macarrónico se atrevían a parodiar con bastante guasa géneros musicales ajenos y adversos, cuanto más yanquis mejor. A tal marcianada podría remitir este filme, dirigido por un Tom Harper que también da un buen volantazo respecto a su último y chapucero trabajo, La mujer de negro 2. Así, la protagonista de Wild Rose –presunto homenaje a La rosa, con Bette Midler de señora diva– es una veinteañera buscalíos del mismo Glasgow con solo una idea en la cabeza: cruzar el charco caminito Nashville para triunfar como cantante de country (sin western).

Estamos, pues, ante un exótico cruce entre La Cenicienta y Rocky con generosa guarnición de cine social y, por supuesto, toneladas de canciones de las de “tres acordes y la verdad” salidas de la garganta prodigiosa de Jessie Buckley, cuyo arrollador carisma y simpatía cockney son el auténtico
pegamento de esta bonita y pegadiza historia tantas veces contada y cantada. Algo meritorio,
considerando que Harper no se deja ni un tópico dramático en el tintero, incluyendo la moraleja final de “en casa como en ningún sitio”. Pero, ya se sabe, a veces la pasión y el encanto permean extrañamente la pantalla, se sientan en tu butaca de al lado y te depositan un codazo cómplice.

Pieza indie bien afinada, soñadora y pícara con una Buckley devorapantallas

SINOPSIS:

Rose-Lynn Harlan es una joven de 23 años que sueña con salir de Glasgow y triunfar como cantante de country. No lo tiene nada fácil porque tiene dos hijos pequeños y acaba de salir de la cárcel. Su madre quiere que acepte la realidad, pero un encuentro casual hará que deba decidir entre su familia o la fama.

Wild Rose

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , , , ,

GUIÓN:

PAIS: Reino Unido

DURACIÓN: 101 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: eOne Films

ESTRENO: 12 de Julio de 2019