CRÍTICA

Whiplash

8

Por
13 de enero de 2015

Es Whiplash una película de ésas que le dejan a uno pasmado. ¿Se trata del filme más execrable de la temporada o del que mejor refleja nuestra sociedad actual? ¿Es una oda al sadismo o un elogio del arte? La línea argumental no tiene nada de original: se basa en el archiconocido mantra “si quieres, puedes”, sobre el que se ha edificado buena parte de la cultura estadounidense y, por contagio, de la nuestra. Ya sabéis, esa cosa calvinista de que si lo intentas con todas tus fuerzas y te sacrificas lo suficiente, siempre logras tus objetivos. A este respecto, tiene gracia que, versando la película sobre un género tan negro como el jazz, esté protagonizada por un muchacho abovinado de tez láctea con cierta retirada al Pequeño Nicolás, estudiante de élite de clase acomodada. Igual un afroamericano pobre no la podía interpretar en aras de la verosimilitud… En fin, que aquí el sacrificio pasa por aguantar todo tipo de vejaciones de un profesor con métodos propios de las SS, capaz de abofetear a sus alumnos, lanzarles objetos e incluso llevarles al extremo del suicidio.

¿Hay que soportar eso para convertirse en un músico talentoso? Para un servidor, eso no es de artistas, es de gilipollas. Ésta es la primera lectura. La segunda es que Whiplash es la versión en pantalla grande de lo que consumimos cada día en la pequeña pantalla. Más hiperbólica, si se quiere, pero sólo se trata del primo de Zumosol de productos como El Hit, La Voz, Operación Triunfo y demás realities musicales, por no salirnos de la partitura. O lo que es lo mismo: es un espectáculo de sadismo justificado moralmente por esa chorrada llamada “cultura del esfuerzo”, en el que el sudor de la frente es sustituido por la sangre y las pústulas de la mano. La ambigua postura del director en su final abierto acepta tanto la interpretación crítica como la aseverativa. Se elija la postura que se desee, Whiplash es el reflejo de una sociedad enferma hasta el tuétano por el cáncer del éxito a cualquier precio.

La fama cuesta… y aquí vais a ver cómo empieza a sangrar.

SINOPSIS:

El objetivo de Andrew Neiman, un joven y ambicioso baterista de jazz, es triunfar en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este en el que estudia. Marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, Andrew alberga sueños de grandeza. Terence Fletcher, un profesor conocido tanto por su talento como por sus rigurosos métodos de enseñanza, dirige el mejor conjunto de jazz del Conservatorio. Cuando Fletcher elige a Andrew para formar parte del conjunto musical que dirige, cambia para siempre la vida del joven. La pasión de Andrew por alcanzar la perfección se convierte en obsesión, al tiempo que su despiadado profesor lo lleva al límite de su capacidad y de su salud mental.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 106

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Sony Pictures

ESTRENO: 16 de Enero de 2015

El director de ‘Cuatro Fantásticos’ publica una crítica de la propia ‘Cuatro Fantásticos’

Josh Trank no vivió la mejor de las experiencias dirigiendo la película, y ha escrito sus más sinceras impresiones vía Letterboxd.

[Cannes 2019] ‘Too Old to Die Young’, la ‘película’ de 13 horas de Nicolas Winding Refn

El director de 'Drive' presenta su serie para Amazon en el Festival con críticas desiguales.

Hollywood arremete contra Trump tras su veto a las personas transgénero en el ejército

Mark Hamill, Laverne Cox y otras figuras del cine y la TV protestan por la decisión transfóbica del presidente de EE UU

Galería: Nuevas chicas de cómic

Tu guía indispensable para conocer a las actrices que van a revolucionar el género superheroico los próximos años.