CRÍTICA

Viaje a Darjeeling

10

Por
04 de enero de 2008

 

Como un cuadro hiperrealista, una foto demasiado enfocada, una novela detenida en la ingente labor de hacer explícito cada detalle, incluido cada uno de los que desvelan el propio mecanismo de la narración (como Tristram Shandy, vamos). Así son las películas de Wes Anderson, el más genuino representante de la (ahí va el palabro) popmodernidad o posmodernidad pop. Hasta el momento, habíamos asistido a un Anderson consciente de estar tocando la melodía adecuada. Con más o menos fortuna, sus personajes se mostraban como lo que son: actores, simples figurantes, de una extraña comedia (de ruido y furia, diría el poeta) con un peculiar parecido a esa otra comedia que es la vida (de mugre y furia, diría el antipoeta). Los suyos son personajes autoconscientes, cómicos a la fuerza, comediantes sin chistes que vender. Como el famoso cuadro de Escher que muestra una mano mientras pinta la mano que vemos dibujada, el capitán Steve Zissou (Bill Murray) de su anterior trabajo, Life Aquatic, se sabe un remedo de Jacques Cousteau. A la vez que al personaje, vemos el andamiaje que le sustenta.

Las películas del oceanógrafo francés, el cine de adolescentes de instituto (Academia Rushmore) o ese antinatural artefacto social que se llama familia (Los Tenenbaums) son referencias compartidas y sometidas en su cine a un elaborado proceso de desmembración. Como Spike Jonze, Michel Gondry o Charlie Kaufman, los más listos de su promoción, Anderson trabaja con material ya elaborado. Igual que Tarantino, por seguir con la lista. Con la diferencia de que este último no sale de la sala de cine, y el director de Viaje a Darjeeling bucea en todo lo que genéricamente se puede llamar cultura pop: de la música a la moda, pasando por la televisión o, también, el cine de usar y tirar. Popmoderno que es. 

Pues bien, hasta el momento, decíamos, su cine podía pecar de intelectualizado, lejano, quizá pedante. Siempre extraño. Hasta Viaje a Darjeeling. Ahora, la cosa cambia. Y a mejor. La historia, dentro de un tren que recorre el Rajastán indio, de tres hermanos que pretenden ajustar cuentas y restañar heridas familiares es, sin duda, su película más accesible, brillante y emotiva. Y todo ello, con una naturalidad sin imposturas que coloca a su director a la altura de los más grandes en general y, por qué no, de Jean Renoir en particular. El cine de este último hacía pie en la realidad para reconstruir un universo real, humano, demasiado humano. El de Anderson trabaja con la ficción como primer y único material que conforma la realidad hoy. El resultado es más que real, hiperreal, suprarreal y hasta surreal. Y no puede ser más fascinante. Anderson acierta, sin renunciar ni a su gente (sólo se registra la incorporación de Adrien Brody) ni al naturalismo frío marca de la casa, a emocionar y a hacerlo sin trampas ni artilugios poético-melodramáticos (pocas veces se ha contado tan bien la muerte de un niño). Toda la película suena con la rabiosa inspiración de un tema de los Kinks. El corto Hotel Chevalier (anunciado como primera parte de la película), el desnudo de Natalie Portman, las apariciones de Bill Murray, el gesto roto de Owen Wilson, el bizarro bigote de Jason Schwartzman, la mujer con nariz Anjelica Huston, el tigre (cómo olvidar el tigre)… Todo ello compone un fresco inteligente, conmovedor e hipnótico que, como los de la capilla Brancacci (sí, donde Masaccio acabó con la Edad Media), anuncia una nueva época: el Renacimiento Pop. Y que Dios nos pille confesados. 

LUIS MARTÍNEZ

 

SINOPSIS:

Tres hermanos se reencuentran en un tren que atraviesa el Rajastán indio. La muerte del padre, la huida de la madre… y otras heridas por sanar.

Viaje a Darjeeling

AVENTURAS / EE UU / 2007 / 91 MINUTOS / FOX [THE DARJEELING LIMITED] DIRECTOR: WES ANDERSON ACTORES: OWEN WILSON, ADRIEN BRODY, JASON SCHWARTZMAN GUIÓN: WES ANDERSON, ROMAN COPPOLA FOTOGRAFÍA: ROBERT D. YEOMAN PRODUCCIÓN: WES ANDERSON thedarjeelinglimited.co.uk

ESTRENO: 04 de Enero de 2008

ETIQUETAS:

‘La crónica francesa’ de Wes Anderson se queda sin fecha de estreno

Los aplazamientos de estrenos por la pandemia de COVID-19 también afectan de manera contundente a los reporteros de Wes Anderson.

¿Qué está haciendo Wes Anderson durante la cuarentena?

El director, que no ha podido ir a Cannes con 'The French Dispatch', comparte su lista de lecturas y películas vistas durante la cuarentena. ¿Coincidís en alguna?

La guía Wes Anderson para sobrevivir a la pandemia está en TikTok

¿Cómo nos contaría el director de 'El gran hotel Budapest' la pandemia de COVID-19? En la plataforma de microvídeos está la solución.

Directores ante el coronavirus: el hilo que triunfa en Twitter

¿Qué películas rodarían Nolan, Fincher, Scorsese o Spielberg sobre la pandemia? Este hilo ha arrasado dándonos las respuestas.