CRÍTICA

Una cita en el parque

6

Por
23 de julio de 2017

“El andrajoso millonario que solo quería un lugar donde vivir”, rezaban los titulares de The Guardian la mañana en la que el vagabundo Harry Hallowes ganó su peculiar batalla contra los especuladores inmobiliarios. A saber: el Registro de la Propiedad acababa de reconocerlo como dueño de la chabola en la que llevaba viviendo 20 años. ¿Una chabola te puede convertir en millonario? Sí, si como esta, está en Hampstead Heath.

Sustituyendo la muy británica referencia en el título español por una monetiana quedada romántica, Una cita en el parque convierte la historia de este personaje coherente consigo mismo –siguió viviendo en su chamizo sin agua ni electricidad a pesar de los millones– en una señora comedia romántica. Ahora que el género ha quedado relegado a los mayores de 65, un experto en el asunto Joel Hopkins (Nunca es tarde para enamorarse) combina el desparpajo anniehalliano de Diane Keaton con los gruñidos de un barbudo Brendan Gleeson para agitar su cocktail de romance campestre.

Más allá del guilty pleasure de ver los modelitos autogestionados que luce la actriz americana (y de verla a ella en general), Una cita en el parque trasciende su naturaleza romanticona y pastel con unos secundarios excepcionales (Lesley Manville, James Norton), un mensaje manido pero no por ello menos reivindicable –el de ser fiel a uno mismo– y unos principios cada vez más infrecuentes en el mundo real.

Monumento al 'anniehallismo' desaforado. ¿Quién dijo 'guilty pleasure'?

SINOPSIS:

Emily es una viuda que quiere que la dejen un poco en paz. Vive en Hampstead Heath tranquila hasta que un día descubre una cabaña destartalada en la que vive un hombre amenazado por los promotores inmobiliarios. De pronto, Emily descubrirá una nueva pasión. O varias.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: , ,

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: Reino Unido

DURACIÓN: 102 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Diamond Films España

ESTRENO: 25 de Agosto de 2017

[Crónica Gijón 2014] La lección de interpretación de Brendan Gleeson

El FICX abre sus puertas un año más con propuestas interesantes en los ámbitos de ficción y documental.