CRÍTICA

Un profeta

10

Por
26 de febrero de 2010

Con la más escalofriante rajadura de garganta escenifi cable, mostrada en los primeros minutos de Un profeta, Jacques Audiard avanza qué nos va a ofrecer su quinta película: una mezcla de violencia sangrienta y de luchas internas, interés psicológico e interés argumental, y una investigación sobre quién es, o en quién se va convirtiendo, el preso árabe Malik El Djebena. Su identidad son los movimientos que hace. Sus escasas señales de autonomía se orientan a liberarlo de la esclavitud, aunque sólo lo enredan más profundamente en el sistema. Y la apasionante historia de su persona se convierte en la historia de un mundo entero ordenado por la violencia.

Como en la gran De latir mi corazón se ha parado (2005), Audiard mezcla aquí lirismo y violencia para retratar las fauces de un submundo, concretamente el ascenso al poder en Francia de una mafia árabe que refleja el ascenso al poder en Francia de los árabes. También es una tragedia griega parricida y, ante todo, una crónica detalladísima de la vida en las prisiones galas y de las políticas del crimen organizado. La violencia siempre presente, las humillaciones variadas y la lucha constante por la supervivencia pueden verse como una crítica del fracaso sistemático del establishment neoliberal francés a la hora de ofrecer una política de integración social, que ha resultado en una venenosa alienación por parte de la juventud árabe y un natural resentimiento. La prisión es un foco de injusticia social y racial que asfixia a Malik sometiéndolo a rituales masoquistas brutales, pero la fuerza interna que extrae de su humillación llegará a hacerlo invulnerable.

Audiard ya construyó Un héroe muy discreto (1996), Lee mis labios (2001) y De latir mi corazón se ha parado sobre el carisma de su protagonista masculino. En el foco de cada escena de Un profeta, el actor Tahar Rahim nos guía a través de las acciones de Malik como si nada importara excepto cómo éste manipula a los otros para asegurar su supervivencia, y nos hace sentir que el intérprete, como el personaje, va  improvisando, y que un error de cálculo o una pérdida de concentración podrían llevar al desastre al hombre y a la película. Por supuesto, eso no llega a suceder.

NANDO SALVÁ

SINOPSIS:

Malik debe cumplir seis años de prisión en una cárcel francesa. Amenazado por un 'capo' corso, deberá aprender a sobrevivir.

Un profeta

[UN PROPHÈTE] DRAMA-CRIMEN / FRANCIA / 2009 / 154 MINUTOS / ALTA FILMS. DIRECTOR: JACQUES AUDIARD ACTORES: TAHAR RAHIM, NIELS ARESTRUP, GILLES COHEN GUIÓN: JACQUES AUDIARD, THOMAS BIDEGAIN  MÚSICA: ALEXANDRE DESPLAT

ESTRENO: 26 de Febrero de 2010

ETIQUETAS:

,