CRÍTICA

Un dios salvaje

8

Por
18 de noviembre de 2011

Durante décadas, Polanski ha hecho películas aterradoras sobre la angustia de sentirse aislado y confinado: en el yate de Cuchillo en el agua, en el gueto en El pianista, en un casoplón en El escritor y en los apartamentos de Repulsión, La semilla del diablo y El quimérico inquilino. Ahora ha hecho una película hilarante sobre algo aún peor: la angustia de estar aislado y confinado con otras personas. 

Un dios salvaje es como una sitcom buñueliana: la puerta al mundo exterior está abierta pero, como sucedía en El ángel exterminador, nadie es capaz de irse. Y Polanski se aprovecha de ello para diseccionar con extrema finura las pretensiones socioculturales y las fachadas de progresismo ideológico de la pequeña burguesía y revelar así la avaricia, el odio y la estupidez del ser humano. Se trata, es cierto, de un objetivo manido, pero el director compensa la familiaridad temática a base de ingenio exquisitamente grosero.

A medida que el encuentro entre dos parejas de padres preocupados por un conflicto entre sus respectivos hijos degenera en un furioso fuego cruzado de puyas, todo –una botella de whisky, un móvil que no deja de sonar, un libro de arte, una docena de tulipanes amarillos, una vomitona– se convierte en un arma cargada, un medio para justificar los argumentos propios y descalificar los del otro. Y Polanski, pese a trabajar con un texto claramente teatral –la aclamada obra de Yasmina Reza–, vuelve a mostrarse como un orquestador impecable, capaz de crear tanta fricción entre el primer plano con el fondo y los cuatro cuadrantes de la pantalla que su estética refleja, con precisión quirúrgica, la creciente tensión de las dinámicas entre los cuatro personajes.

Puede que la guerra doméstica aquí retratada sea más convencional que los contornos espinosos de, por ejemplo, ¿Quién teme a Virginia Woolf?, pero si hay poca metáfora en los intercambios verbales es porque el tema esencial del texto original son precisamente las superficies, cómo nuestros juicios se nutren del modo en que los demás visten, decoran sus casas, y con qué frecuencia contestan el teléfono en nuestra presencia. En todo caso, habrá quien diga que es una película menor de Polanski. No se lo crea. 

NANDO SALVÁ

SINOPSIS:

Dos niños se pelean en un colegio de pago. Antes que recurrir a la dirección del centro, los padres de las criaturas optan por quedar y encontrar una solución pacífica... sin conseguirlo.

Un dios salvaje

[Carnage] Drama / Francia, Alemania / 2011 / Alta Films / Dir: Roman Polanski / Reparto: Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz, John C. Reilly / Guión: Roman Polanski, Yasmina Reza

ESTRENO: 18 de Noviembre de 2011

ETIQUETAS:

,

“Todo ese dinero desperdiciado…”: Kate Winslet estalla contra las campañas promocionales de Hollywood

La actriz ha presentado 'Ammonite' en el Festival de Toronto, y también ha acaparado titulares con sus declaraciones sobre Woody Allen y Roman Polanski.

[Festival de Toronto 2020] ‘Ammonite’, Kate Winslet y Saoirse Ronan a por el Oscar

Críticas mixtas, pero la prensa internacional se pone de acuerdo en la genialidad de las dos actrices.

“¿Qué coño estaba haciendo?”: Kate Winslet se arrepiente de haber trabajado con Woody Allen y Roman Polanski

'Ahora me parece increíble cómo teníamos a esos hombres en tan alta estima'. La actriz trabajó con Allen en 'Wonder Wheel' y coincidió con Polanski en 'Un dios salvaje'.

‘Ammonite’: Kate Winslet explica cómo coreografió con Saoirse Ronan su escena de sexo

'El director estaba muy nervioso, le dijimos que ya nos encargábamos nosotras', cuenta Kate Winslet sobre el romance de época que protagoniza con Saoirse Ronan.