CRÍTICA

Pero que todos sepan que no he muerto

7

Por
28 de febrero de 2018

“Lorca eran todos” reza el monumento del barranco entre las poblaciones de Víznar y Alfacar, una fosa común en la que se calcula que habrá unos dos mil ejecutados y, entre ellos, quizá, Federico García Lorca. Pero Lorca es todos ellos. Lorca es el símbolo, la cara y la poesía de los represaliados del franquismo. Lorca es el nombre y las letras que usa la directora americana Andrea Weiss como eje vertebrador de un documental (con precioso título en español) que le busca un nuevo ángulo a la reivindicación de la memoria histórica.

A partir de Lorca, Weiss descubre la historia de las mujeres y hombres de la comunidad LGTBI represaliados durante la Guerra Civil y el régimen. Torturados y ejecutados, encarcelados, desterrados o, simplemente, como les pasó a casi todas las lesbianas ninguneadas. Ellas no existían porque la mujer no debía tener sexualidad. Y con un “¿Tú eres librera?” o “¿Entiendes?” se reconocían y vivían en la clandestinidad. Weiss utiliza imágenes de archivo y entrevistas actuales, pero lo más importante es que les pone cara y nombres a algunas de estas víctimas como Antoni Ruiz, homosexual denunciado por su madre y encarcelado por la Ley de Peligrosidad Social; o Silvia Reyes, transexual y también detenida y excluida.

Lorca le sirve de entrada a la memoria, la única forma de contar una historia que fue perseguida y silenciada, y aún lo es. Al menos, ahora hay víctimas reconocidas, sí, pero no perpetradores. Y son los muertos de esas fosas comunes los que podrían contar historias. “Un muerto en España está más vivo como muerto que en ningún sitio del mundo”, dijo Lorca, una de las frases que a Weiss le sirve para avanzar en un documental en el que también apunta que el poder del poeta como símbolo ha eclipsado muchas otras historias, como las de autoras lesbianas. Y concluye diciendo que no es necesario encontrar los huesos para cerrar el dolor. Al menos, no los de Lorca, que sirva siempre como símbolo de un pasado que nos ronda en el presente.

Lorca eran todos. Y este documental los rescata a todos, a todas las víctimas LGTBI del franquismo.

SINOPSIS:

Documental que se adentra en la represión que sufrió la comunidad LGBT durante la guerra y el franquismo. Tomando como nexo de unión la poesía de Federico García Lorca.

pero que todos sepan que no he muertocartel

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: España, EE UU

DURACIÓN: 75 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: 39 Escalones

ESTRENO: 02 de Marzo de 2018