CRÍTICA

To the Wonder

4

Por
12 de abril de 2013

Malick tenía un árbol. Uno florido, casi sagrado y rebosante de poesía. Un árbol tan bello que era capaz de contarnos historias de cuando aún no recordábamos. Cierto que El árbol de la vida tuvo sus detractores, que pasó esa cosa curiosa llamada Brad Pitt que acarreó abandonos masivos de las multisalas, que incluso algún proyeccionista puso el rollo del revés y nadie se enteró. Pero había algo en aquella inteligible Palma de Oro de Cannes, una poesía arrolladora, algo sobrenatural, algo extracinematográfico en aquellas imágenes aleatorias con las que Malick trató de explicarnos el origen de la vida, que reinventó la belleza dentro de una pantalla de cine.

Después de la metafísica, Malick quiso hablarnos de amor. Debió de pensar que con repetir la fórmula de El árbol de la vida bastaba. Quién sabe si, al fin y al cabo, no es eso el cine, una gran coctelera sobre la que, como en la vida, tenemos escaso control, pero de la que a veces, milagro, salen cosas preciosas. El caso es que no varió en ingredientes: echó en el recipiente su luz celestial, sus cortinas ondeantes, sus cabellos al viento; dejó que el frufrú de los trigales se colase entre las notas inspiradas de Hanan Townshend y puso en boca de los actores palabras mágicas por ver si su poética nos seguía doliendo. Pero eso no pasó.

¿Es culpa de unos actores (Rachel McAdams y Ben Affleck, por no hablar de Javier Bardem) que, superados por la gravedad de El árbol de la vida, posan sin sentir, como se supone que han de actuar los actores en una película de Malick? Tal vez no. Quizás la culpa sea de esas bellísimas imágenes de anuncio de perfume caro con las que los bombardea el director de Días del cielo, metáforas vacías como caramelos huecos que no parecen aludir a nada.

To the Wonder pretende ser un poema pero se le olvida incluir la poesía. Habla de amor, ¿pero qué es lo que dice? Ni siquiera habla de piel a piel, ni crispa las emociones como hacía El árbol de la vida. Es triste viniendo de un artista. Como un árbol sin hojas. 

 

VEREDICTO: Ha llegado el invierno a la arboleda de Terrence Malick.

SINOPSIS:

Neil es un escritor fracasado que está atrapado en un matrimonio sin amor con la bella Marina. Ni siquiera la ayuda del padre Quintana, un párroco frustrado, evita que los cónyuges empiecen a buscar relaciones fuera del matrimonio.

To the Wonder

Romántica / EE UU / 2012 / Dir: Terrence Malick / Reparto: Ben Affleck, Olga Kurylenko, Rachel McAdams, Javier Bardem, Tatiana Chiline, Charles Baker / Guión: Terrence Malick

ESTRENO: 12 de Abril de 2013

ETIQUETAS: