CRÍTICA

The target

5

Por
02 de marzo de 2015

85 minutos: ese era el metraje que Cuenta atrás necesitó en 2010 (o 2012, si nos atenemos a su estreno aquí) para quedar como uno de los thrillers más dinámicos, efectivos y modestos de su temporada. Dado que, por la parte de Seúl, el cine de género aún sigue significando riesgo y no molicie, este remake coreano de la película de Fred Cavayé debería ser oro molido. Pero The Target, que necesita 15 minutos más que su homólogo francés para contarnos la misma historia, se queda en bisutería: a fin de reactivar una historia ya de por sí valiosa en el original, hacía falta algo más que cambiar las calles de París por los paisajes (entre lo hipertecnológico y lo postapocalíptico) al sur del Paralelo 38. Así, aunque las escenas de tiros sigan desafiando al cronómetro, y aunque Ryu Seung-ryo se las apañe muy bien en su rol de killer fugitivo y hospitalizado, su buddy Lee Jin-wook resulta demasiado majete (y demasiado guapo) para equipararse al Gilles Lelouche de Cuenta atrás como médico perseguido por un hitchcockiano mal fario (y por una horda de asesinos y policías corruptos, además). ¿Es esto una condena? Pues no: de la misma manera que el original, The Target es una película sobrada de adrenalina, válida tanto para pasar el rato como para desmenuzar con ojo crítico sus estrategias de la tensión. Su problema es que, al hacer un remake, uno siempre tiende un cebo para las comparaciones. Y, sin ser odiosas, éstas son poco agradecidas en su caso.

85 minutos: ese era el metraje que Cuenta atrás necesitó en 2010 (o 2012, si nos atenemos a su estreno aquí) para quedar como uno de los thrillers más dinámicos, efectivos y modestos de su temporada. Dado que, por la parte de Seúl, el cine de género aún sigue significando riesgo y no molicie, este remake coreano de la película de Fred Cavayé debería ser oro molido. Pero The Target, que necesita 15 minutos más que su homólogo francés para contarnos la misma historia, se queda en bisutería: a fin de reactivar una historia ya de por sí valiosa en el original, hacía falta algo más que cambiar las calles de París por los paisajes (entre lo hipertecnológico y lo postapocalíptico) al sur del Paralelo 38.

Así, aunque las escenas de tiros sigan desafiando al cronómetro, y aunque Ryu Seung-ryo se las apañe muy bien en su rol de killer fugitivo y hospitalizado, su buddy Lee Jin-wook resulta demasiado majete (y demasiado guapo) para equipararse al Gilles Lelouche de Cuenta atrás como médico perseguido por un hitchcockiano mal fario (y por una horda de asesinos y policías corruptos, además). ¿Es esto una condena? Pues no: de la misma manera que el original, The Target es una película sobrada de adrenalina, válida tanto para pasar el rato como para desmenuzar con ojo crítico sus estrategias de la tensión. Su problema es que, al hacer un remake, uno siempre tiende un cebo para las comparaciones. Y, sin ser odiosas, éstas son poco agradecidas en su caso.

De París a Seúl: un 'thriller' que no pierde las maletas en el viaje, pero que tampoco cuenta nada demasiado nuevo.

SINOPSIS:

Un ex-mercenario llamado Yeo-hoon es acusado de ser el responsable del asesinato del presidente de SY Group. Perseguido por varios asesinos, es disparado y termina en el hospital donde está al cuidado del residente Tae-jun, un hombre feliz que está a punto de casarse con su novia Hee-joo. Cuando Tae-jun mantiene oculto a Yeo-hoon durante la noche, la novia es secuestrada y hará de rehén hasta que les entregue al ex-mercenario.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: ,

GUIÓN:

PAIS: Corea del Sur

DURACIÓN: 98 min.

EDAD RECOMENDADA: PC

DISTRIBUIDORA: A CONTRACORRIENTE FILMS

ESTRENO: 06 de Marzo de 2015