CRÍTICA

The Green Hornet

3

Por
14 de enero de 2011

Decepción. Si eres un adorador de Michel Gondry, ese gran alquimista de la estética audiovisual contemporánea, descubridor (ya sea en formato cine o videoclip) de algunos de los mejores hallazgos de la historia visual reciente, esta palabra sirve para resumirte lo que se siente ante su último filme y primera experiencia en el mundo de los grandes estudios de Hollywood. Lo puedes dejar aquí… o seguir, pero la cosa va a ser sangrante, ya te lo advertimos. Gondry se queja a menudo de que La Meca del cine no le hace caso, que sólo cuentan con él cuando viene apadrinado por una estrellota estadounidense. Casi mejor, digo yo. Para hacer esto, preferimos que se quede en casa o decirle eso de “Olvídate de mí”. Aquí no hay ni ciencia ni sueño y si bien tanto el guión como la interpretación de Seth Rogen son patéticos, forjando al héroe más tontolaba de la historia (juraría que a veces hasta se le cae la babilla en los planos detalle), parte de culpa la tiene también Gondry. La planificación se realiza casi completamente en exteriores, en un Los Ángeles feo de solemnidad y demasiado antiestético para narrar las aventuras (se supone que desternillantes) de un icono pop. Tal vez consciente de que el material original era irreconducible, Gondry se muestra, por primera vez en su vida, perezoso: lo peor es que ni siquiera tenemos algún truquito visual novedoso que llevarnos a la boca. Repite el ‘efecto espejo’ que nos mostrara en el vídeo Let Forever Be, de Chemical Brothers; y su mezcla de aceleración y stop-motion ya estaba vista en Soleil du soir, de Dick Annegarn.
En la rueda de prensa, director y actores bromeaban sobre cómo fue el rodaje: Cameron Diaz no entendía el terrible inglés afrancesado de Gondry; y el taiwanés Jay Chou, que no sabe decir ni ‘yes’ se aprendía sus líneas fonéticamente. Ese desconcierto babilónico es una metáfora de lo que siente el seguidor de este genio ante su película: no reconocemos en ella ni la sintaxis, ni los balbuceos, ni tan siquiera los eructos de alguien a quien esperemos volver a tener en un pedestal no tardando mucho. Se salva un Christoph Waltz tocado por los dioses del cinismo.

Rubén Romero

SINOPSIS:

Cuando llega la noche, el editor de periódicos Britt Reid se convierte en El Avispón Verde, un superhéroe sin poderes pero con un criado, Kato, que es experto en artes marciales.

The Green Hornet

ACCIÓN / EE UU / 2011 / DIR: MICHEL GONDRY / REPARTO: SETH ROGEN, CAMERON DÍAZ, JAY CHOU, EDWARD FURLONG, CHRISTOPH WALTZ / GUIÓN: EVAN GOLDBERG, SETH ROGEN

ESTRENO: 14 de Enero de 2011

ETIQUETAS:

“Puedo ser una gelatina”: Elle Fanning imita a Cameron Diaz en ‘La boda de mi mejor amigo’

Elle Fanning y Sarah Ramos se convierten en Kimberly y Jules para recrear la discusión sobre por qué una crème brûlée nunca podrá ser una gelatina.

Scarlett Johansson, Florence Pugh, Margot Robbie y otras muchas actrices se enzarzan en una épica pelea virtual

El Boss Bitch Fight Challenge llega para mostrarnos hasta dónde llegan las habilidades atléticas (y el aburrimiento) de varias celebridades.

¡Ya no quiero actuar! 9 actores y actrices que dejaron la interpretación

Al último que le ha pasado es a Tom Hardy pero lamentablemente no ha sido el primer gran actor en cansarse de su trabajo.

¿Se ha retirado Cameron Diaz del cine para siempre?

Eso afirma su amiga Selma Blair, que indica que su compañera de 'La cosa más dulce' no tiene ninguna intención de volver a ponerse delante de las cámaras.