CRÍTICA

The First Monday in May

7

Por
04 de marzo de 2017

Como gran evento que es, la gala anual del Metropolitan Museum of Art tiene mucho de liturgia. Pero, ¿en honor de quién? ¿De las celebridades? ¿De la alta burguesía neoyorquina que las agasaja? ¿De los diseñadores que las visten, o de los líderes de opinión que les dicen cómo deben vestirlas? Con la presencia de Anna Wintour (el diablo vestido de Prada, mismamente), de Wong Kar-wai y de Baz Luhrmann, The First Monday in May deja asomar esas preguntas. Y, además, añade un componente político a la ecuación en forma de tiranteces con el gobierno de China, país cuyo arte sirvió de pretexto al sarao en 2015. Dado que la editora de Vogue coproduce el filme, este emite a veces el hedor del panegírico, pero también permite entrever un mundo que a algunos nos parece tan bello como ajeno e inhóspito.

Belleza, política y terror en la feria de las vanidades.

SINOPSIS:

El making of de la gran gala del Metropolitan que Anna Wintour organiza con mano de hierro desde hace dos décadas. Y, además, una reflexión sobre si la moda debería tener un hueco en los museos de arte.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: EE UU

DURACIÓN: 90 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Surtsey Films

ESTRENO: 31 de Marzo de 2017

ETIQUETAS:

, ,