CRÍTICA

The chain

3

Por
27 de mayo de 2019

El derecho a decidir sobre la propia muerte es una cuestión densa hasta la asfixia que el cine rara vez trata con la dignidad necesaria. Prueba de ello es esta coproducción hispano-esta­dounidense que la convierte en premisa de un thriller psicoló­gico, con resultados lejanísimos, no ya de Johnny cogió su fusil o Million Dollar Baby, sino de Mar adentro. La caracterización inenarrable de Neus Asensi (en su segundo trabajo con David Martín Porras tras el corto La viuda) es lo más destacable de una película cuyos vericuetos esteticistas (esas escenas de dis­coteca diríanse iluminadas por el primo pobre de Nicolas Win­ding Refn) y trampas shyamala­nescas no resultan efectivas ni a la hora de sorprendernos, ni a la de asustarnos ni a la de hacernos reflexionar.

Maneja el terror más hondo, pero no sabe asustar.

SINOPSIS:

A Mike el diagnóstico de su enfermedad neurológica le echa el mundo encima. Una herencia genética de su padre que hace que el protagonista decida quitarse la vida. Pronto entrará en una siniestra cadena de suicidios asistidos, en la que para morir hay que matar a alguien primero.

The chain

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: España, Estados Unidos

DURACIÓN: 101 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Compacto

ESTRENO: 31 de Mayo de 2019