CRÍTICA

Terminator Génesis

6

Por
25 de mayo de 2015

Dos amantes en fuga, huyendo de una devastación mecánica que ejemplifica lo Inevitable: sobre esa estructura, James Cameron armó tanto Terminator como Titanic, y hay que ser muy fan de los transatlánticos (o de la Winslet) para no ver cuál de esos dos filmes ha envejecido mejor. Después, Terminator 2 añadió la idea de del ciborg asesino como padre sustituto, amén de unos cuantos millones extra. Y ahora, tras dos intentos de resurrección algo desnortados, la franquicia entrega su propia Jurassic World: una película que no aspira a avanzar, sino a volver sobre lo pretérito para convencernos de que su base sigue en pie.

Revisar el código de la saga no tiene por qué ser malo. Y no siempre lo es en Terminator Génesis: ese Schwarzenegger ejerciendo de suegro biomecánico arrasa mediante sus cañonazos de autoparodia, y los fans hallan por fin portavoz en un J. K. Simmons maravilloso, que articula tanta perplejidad ante las paradojas temporales (la asignatura pendiente del serial en pantalla grande). Su reflexión sobre las narrativas mesiánicas también tiene valor: esa coincidencia entre las iniciales de John Connor y las de cierto personaje bíblico es, ahora más que nunca, un chiste agrio.

Pero, como ya ocurrió con los dinosaurios, esta maquinaria chirría. Lo hace, por ejemplo, cuando las secuencias de acción nos recuerdan que Terminator se convirtió en un clásico gracias al ingenio, no al presupuesto. O cuando la antiquímica entre Jai Courtney y Emilia Clarke (menuda papeleta, khaleesi) nos hace añorar como nunca a Michael Biehn y a Linda Hamilton. Pero lo que más falta en esta película, por más que ella se empeñe en desmentirlo, es aquello que transmutaba al ‘Arnie’ reprogramado de la segunda entrega: la emoción.

No se confundan: esto no es sólo nostalgia. La serie Terminator: The Sarah Connor Chronicles, un producto reciente, sí que pillaba esa melancolía esencial que transformó dos filmes de acción explosiva en asuntos paradójicamente íntimos, entrañables. Los veteranos (y, ahora sí, estamos jugando la carta viejuna) pueden pensar en el contraste entre el chunda chunda sintético de Brad Fiedel, tan pegadizo pero tan poco triunfal, y la orquestaciones saturadas que entrega aquí Lorne Balfe. Un buen exterminador no debe olvidar que vale más acercarse discretamente a su presa, y darle donde duele, que tratar de apabullarla a base de CGI.

‘Terminator World’, o Schwarzenegger como el suegro de tus pesadillas.

SINOPSIS:

Cuando John Connor (Jason Clarke), líder de la resistencia humana, envía al sargento Kyle Reese (Jai Courtney) al año 1984 para proteger a Sarah Connor (Emilia Clarke) y salvar el futuro, un inesperado giro de los acontecimientos crea una línea temporal fracturada. Ahora, el sargento Reese se encuentra en una versión nueva y desconocida del pasado, donde descubre aliados insólitos, como el Guardián (Arnold Schwarzenegger), nuevos y peligrosos enemigos, y una misión nueva e inesperada: reconfigurar el futuro…

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN: ,

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 0

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Paramount

ESTRENO: 10 de Julio de 2015

Reina Ácida: Los mejores momentos de Tina Turner en el cine y las series

De 'Mad Max' a 'Ally McBeal': la faraona del soul no se ha prodigado mucho frente a las cámaras, pero siempre que lo ha hecho ha sido para causar terremotos.

La taquilla de ‘Terminator: Destino oscuro’ no es tan buena como sus responsables estimaban

La película que dirige Tim Miller y produce James Cameron estaba concebida como el inicio de una nueva trilogía, cuya existencia ahora podría peligrar.

La premiere de ‘Terminator: Destino oscuro’, cancelada por el incendio en Los Ángeles

Arnold Schwarzenegger está entre los evacuados por el siniestro, que ha abrasado más de 250 hectáreas.

¿En qué orden debes ver la saga ‘Terminator’?

Prepárate para el estreno de 'Terminator: Destino oscuro' con esta ensalada de paradojas temporales y cíborgs asesinos.