CRÍTICA

Sweet Country

8

Por
01 de abril de 2018

Aunque toma prestados el lenguaje y la iconografía del western, lo que Sweet Country cuenta es un relato casi bíblico. Situada a finales de los años 20 en el outback australiano, acompaña a un ganadero aborigen acusado de asesinato, primero mientras huye de la ley y después enfrentado a un tribunal. La tercera película de Warwick Thornton en el fondo habla de la búsqueda de justicia moral en un paisaje forajido, donde la línea que separa la civilización de lo salvaje es completamente difusa.

Thornton fragmenta repetidamente la narración con abruptos saltos temporales que anuncian lo que les pasará a algunos de los personajes tarde o temprano. Dicho de otro modo, Sweet Country exuda fatalismo: un hombre negro que mata a un hombre blanco tiene el destino sellado en el lugar y tiempo que esta historia retrata. Puede que eso signifique que no habrá sorpresas, pero compensa la carencia a base de poder emocional e imágenes cautivadoras.

Buena parte de esas vistas se recrean en el desierto, tan bello como hostil, que impone su majestad y su misterio indiferente a la demencia del hombre. La cámara lo cruza con hipnótica serenidad, tomándose su tiempo para respirar, y coge aire para gritar después de rabia ante la explotación de personas, el abuso racista y la imposibilidad de justicia que cimentaron la Australia moderna y han sostenido tantas sociedades posteriores.

Una historia de racismo y violencia, poética, serena y llena de furia.

SINOPSIS:

Sam, un hombre aborigen, trabaja para un predicador en el Territorio Norte de Australia. Cuando Harry, un veterano de guerra, se muda al rancho vecino, Sam y su familia son enviados para ayudarle con su ganado. Pero la relación entre Sam y el cruel Harry termina violentamente. Sam se ve obligado a huir hacia el peligroso interior del país. La cuadrilla que lo busca va sabiendo los detalles del crimen y se pregunta si está haciendo justicia.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN: ,

PAIS: Australia

DURACIÓN: 113 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Wanda Visión

ESTRENO: 25 de Mayo de 2018