CRÍTICA

Spoor (El rastro)

7

Por
25 de septiembre de 2017

La intensísima, en forma y fondo, carrera de Agnieszka Holland ha oscilado entre los dos extremos de esa combinación entre sentido
común y locura (eso que la lengua catalana tan bien designa como el seny i la rauxa) que define al ser humano. Ninguneada tantas veces, por sexismo y por elegir un estilo donde prima lo narrativo sobre lo conceptual, siempre más atenta al Oscar que a la Palma de Oro, Holland ha sido una mujer volcada en su profesión desde los 70, represaliada en Polonia en los 80, internacionalmente reconocida a partir de los 90 y pionera
dirigiendo series de calidad (The Wire, The Killing, Treme, House of Cards) ya en el siglo XXI; una cineasta que hoy sigue empeñada en ampliar sus horizontes. Holocausto, religión e intimidad del creador son los escenarios predilectos de una directora que nunca perdió el contacto con su tierra, igual que nunca dijo no a enfrentarse a proyectos en cualquier parte del mundo. Ahora tira de ecologismo (y del zodíaco) para zurrarle a la carcundia de su país. Para ello elige a una mujer valiente (gran Agnieszka Mandat-Grabka), que se enfrenta a todo y a todos en un thriller de aire nórdico pero marcado por los iconos polacos. Holland la convierte en su álter ego y lleva al extremo el subgénero del crimen rural para dejarnos helados con un pinturero paralelismo hacia su cine: al final gana la rauxa.

Agnieszka Holland agita un thriller de aires nórdicos para zurrarle a la caverna polaca.

SINOPSIS:

Janina Duszejko es una señora mayor que vive sola en el valle de Klodzko. Ella cree saber quién o qué está detrás de las misteriosas muertes que están sucediendo, pero nadie la cree.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: , ,

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN: ,

PAIS: Polonia, Alemania, Suecia, Rep. Checa, Eslovaquia

DURACIÓN: 128 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Festival Films

ESTRENO: 10 de Noviembre de 2017