CRÍTICA

Sigue el ritmo

5

Por
19 de junio de 2020

Redimirse, reencontrarse con uno mismo y recuperar algo de humanidad entre niños, almas inocentes, que quieren y se dejan querer. Un argumento muy habitual en el cine que solo ve pequeñas variaciones: de School of Rock a Campeones por poner dos ejemplos. En Sigue el ritmo April (Sofia Carson) es la adulta que necesita redimirse: se marchó a Nueva York buscando el éxito como bailarina en Broadway, pero vuelve a casa, a un pueblecito de Wisconsin, acertadamente llamado New Hope (Nueva Esperanza), con la cabeza baja y un vídeo público y vergonzoso que parece complicarle un futuro profesional. Su antigua profesora de danza le ofrece dar clases a niñas, ella, muy digna y gélida se resiste, pero cede ante la posibilidad de una ventana abierta de nuevo en Broadway. En el camino, claro, se enamora de las niñas.

Totalmente previsible, porque no se sale ni un ápice del sentido habitual de estas historias, intenta trasladar un mensaje de éxito sano a la audiencia a la que encontrará más entretenida esta película. Se agradece que las niñas no caigan en la pedantería y, al contrario, una diversidad de personajes que aprenden a bailar y apreciarse. Como curiosidad interesante de fondo, ese Wisconsin en declive, el abandono de los pueblos del Midwest americano.

Escuela de campeonas: para niños y niñas con ganas de bailar.

SINOPSIS:

April debe regresar a su hogar después de fracasar en su intento como bailarina en Broadway. En su pequeño pueblo deberá convertirse en la profesora de un grupo de niñas que buscan participar en una competición de danza. No lo tendrá nada fácil.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN: ,

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 109 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Netflix

ESTRENO: 19 de Junio de 2020