CRÍTICA

Salvar o morir

6

Por
03 de marzo de 2020

Al tratar la figura de los bomberos en el cine se suele recurrir al enfoque heroico de los profesionales que se juegan la vida protegiéndonos del fuego o al ensalzamiento hawksiano de su camaradería profesional; véanse desde Always (Para siempre) –esa joya tapada de la filmografía de Spielberg– hasta la reciente Héroes en el infierno. En Salvar o morir, el francés Frédéric Tellier combina las dos vertientes con trazos de drama hospitalario y una importante dosis de fermento lacrimal para mayor gloria de Pierre Niney, transformado en trágico héroe de la función. Es un bombero ultramotivado que debe aprender a recalibrar todos los aspectos de la vida después de que un accidente cumpliendo su labor le deje el cuerpo hecho fosfatina.

A pesar de ser un vehículo consagrado al lucimiento del actor, tiene oficio detrás para evitar que los clichés del drama hiperbólico abrasen demasiado una narración sensata; ante la cámara también, si bien se echa en falta más atención al rol de Anaïs Demoustier, esa mujer que debe criar a dos bebés tras la deflagración física y anímica de su pareja, cuya existencia parece no importar hasta que él se propone recuperarla. Hay lágrimas a manguerazos y chispas de emoción, pero sobre todo un ensalzamiento sincero del cuerpo de bomberos y la sanidad pública. Algo que en Francia saben que merece mucho la pena salvar de las llamas.

Melodramón digno y sin ideas de bombero retirado.

SINOPSIS:

Franck es un bombero de París, que vive feliz salvando la vida a la gente. Durante un incendio, este decide sacrificarse para ayudar a sus hombres. Como resultado, el francés sufrirá quemaduras en su cara. A partir de entonces, tendrá que aprender a vivir no solo como héroe sino también como una persona salvada por los demás.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , ,

GUIÓN:

PAIS: Francia

DURACIÓN: 116 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: A Contracorriente Films

ESTRENO: 06 de Marzo de 2020