CRÍTICA

Salir del ropero

2

Por
08 de septiembre de 2020

Nadie prepara una obra maestra. Un director o un productor solvente puede escoger los mimbres, pero las eventualidades que la hacen destacar bailan entre lo subjetivo y lo inesperado. Del mismo modo, nadie prepara una película fallida. Salir del ropero tiene un reparto a primera vista fantástico, un equipo técnico envidiable y localizaciones sobrecogedoras. Cómo puede ser que nada funcione, es casi incomprensible. Intuyo que el fracaso viene de la incapacidad de su directora, realizadora publicitaria, para confiar en su guion o, al menos, resucitarlo visualmente. Gags ahogados con improvisaciones sin rumbo, secuencias mal iluminadas y alargadas hasta el desgaste, perezosa puesta en escena. Pensar que esto es lo último que hizo Rosa María Sardà le hiela a uno el alma.

Un manual de desaprovechamiento cinematográfico.

SINOPSIS:

Eva es una prometedora abogada española afincada en Edimburgo, que ve peligrar sus planes de boda con el herededero de una conservadora familia escocesa cuando se entera de que su abuela ha decidido casarse con su mejor amiga. La decisión de esta de casarse a los 74 años con una mujer desafiará las convenciones sociales y religiosas de su alrededor.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: España

DURACIÓN:

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Filmax

ESTRENO: 11 de Septiembre de 2020