CRÍTICA

Refugiado

7

Por
02 de marzo de 2015

Aparte de la crónica del destierro versión “blandiblú” propuesta por la también de estreno Samba, afortunadamente hay otras maneras más dignas y brillantes de acercarse a un tema tan escurridizo. Por ejemplo, la que despliega sobre el tapete Diego Lerman (La mirada invisible, Mientras tanto) en este drama que quema la garganta sin deshacerte el nudo, y donde los desterrados (nunca de sí mismos) son una madre y su hijo pequeño huyendo de un maltratador casi en off. Road-movie de la angustia –en toda su amplia gama, desde terrorífica a burocrática pasando por puramente emocional y visceral– Refugiado entronca con la tradición europea de la fuga a brazo partido y la latinoamericana del cine de desarraigo, del neorrealismo fronterizo, polvoriento y a media voz, o a voz ahogada por una opresión prácticamente minimalista que lleva a Lerman a no pararse en la casilla de la lágrima fácil o la moralina denuncia. Un logro conseguido gracias al poderío de una puesta en escena intuitiva (por ejemplo, con ese arranque que haría sudar sangre al mismísimo Jason Bourne), un velo de esperanza al que se agarran sus personajes ciegamente y, sobre todo, al trabajo de su dúo protagonista: una Julieta Díaz a años-luz de sus habituales comedias de papel de fumar (Corazón de León, Dos más dos) y un jovencísimo y superlativo Sebastián Molinaro que reabre el eterno debate sobre la edad de licenciatura “real” de los actores. Todo esto y algo más: un poso fordiano, salvando las mitologías, que distingue las historias verdaderas de las pantomimas sensacionalistas. Y tal vez sea esa sea la única piedra (involuntaria) en el zapato de una película de madera muy noble: la fría gota malaya de la actualidad zarandeando los cimientos de un celuloide que no merecería diluirse en tan inevitable oleaje.

Aparte de la crónica del destierro versión “blandiblú” propuesta por la también de estreno Samba, afortunadamente hay otras maneras más dignas y brillantes de acercarse a un tema tan escurridizo. Por ejemplo, la que despliega sobre el tapete Diego Lerman (La mirada invisible, Mientras tanto) en este drama que quema la garganta sin deshacerte el nudo, y donde los desterrados (nunca de sí mismos) son una madre y su hijo pequeño huyendo de un maltratador casi en off.

Road-movie de la angustia –en toda su amplia gama, desde terrorífica a burocrática pasando por puramente emocional y visceral– Refugiado entronca con la tradición europea de la fuga a brazo partido y la latinoamericana del cine de desarraigo, del neorrealismo fronterizo, polvoriento y a media voz, o a voz ahogada por una opresión prácticamente minimalista que lleva a Lerman a no pararse en la casilla de la lágrima fácil o la moralina denuncia.

Un logro conseguido gracias al poderío de una puesta en escena intuitiva (por ejemplo, con ese arranque que haría sudar sangre al mismísimo Jason Bourne), un velo de esperanza al que se agarran sus personajes ciegamente y, sobre todo, al trabajo de su dúo protagonista: una Julieta Díaz a años-luz de sus habituales comedias de papel de fumar (Corazón de León, Dos más dos) y un jovencísimo y superlativo Sebastián Molinaro que reabre el eterno debate sobre la edad de licenciatura “real” de los actores.

Todo esto y algo más: un poso fordiano, salvando las mitologías, que distingue las historias verdaderas de las pantomimas sensacionalistas. Y tal vez sea esa sea la única piedra (involuntaria) en el zapato de una película de madera muy noble: la fría gota malaya de la actualidad zarandeando los cimientos de un celuloide que no merecería diluirse en tan inevitable oleaje.

Impactante, conmovedor y anti-épico drama sobre la infancia arrebatada.

SINOPSIS:

Matías tiene 7 años y tras regresar a casa de una fiesta de cumpleaños se encuentra a su madre Laura inconsciente en el suelo. Tras despertar deciden huir a un centro para mujeres maltratadas. Sin embargo sólo se mantienen ahí dos días, por lo que tendrán que estar en constante movimiento y alejarse de lo conocido para distanciar el peligro, ya que para ellos "en la vida todo tiene solución, excepto la muerte".

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS:

DURACIÓN: NA

EDAD RECOMENDADA: PC

DISTRIBUIDORA: CARAMEL FILMS

ESTRENO: 06 de Marzo de 2015

ETIQUETAS:

,