CRÍTICA

Prisioneros

9

Por
11 de octubre de 2013

Más de dos horas  de nudo en la garganta, de dejarse las uñas agarrando el reposabrazos, de revolverse en la butaca en la que estás atrapado, removido, inquieto. Preguntándote qué harías, qué dejarías hacer, hasta dónde llegarías. Preguntándote hasta dónde van a llegar los prisioneros de la primera película en inglés del canadiense francoparlante Denis Villeneuve, un maestro del suspense, la tensión y el drama, tal y como Hitchcock los concebía, anticipando al espectador, dándole todas las pistas y el punto de vista que los protagonistas no tienen. Haciéndonos desear que eso que va a ocurrir no ocurra, deseando que Hugh Jackman nos escuche y no entre allí. Y usando esa tensión para enfrentarnos a los miedos más primarios de cualquier ser humano, a la culpa, a la búsqueda de la redención, a saber diferenciar entre el bien y el mal, a controlar nuestra rabia y precisamente esos miedos que nos mantienen encerrados y no nos dejan ver más allá. Como ya demostró en Incendies, Villeneuve maneja a la perfección los hilos del melodrama y el suspense tejiendo una historia que se te enreda en la cabeza días después de haberla visto.

El director canadiense rodó Prisioneros justo después de Enemy, una “película laboratorio” en el que experimentó con Jake Gyllenhaal hasta dónde hay que dejar volar al actor, hasta dónde controlarle, moverle, dirigirle. Y todo lo que aprendió con su conejillo de Indias lo aplicó en Prisioneros en un impresionante reparto que te desvela cada matiz y detalle de su pasado sin decirlo expresamente, sólo en sus acciones, sus tics nerviosos, sus gritos, sus silencios. Gyllenhaal y Hugh Jackman, los dos héroes y a la vez antihéroes, no han estado tan bien nunca, violentos, contenidos, exagerados. Sus personajes dirigen las distintas reacciones y acciones del resto del reparto, que se mueven o sólo deambulan en una amarillenta, grisácea, triste y sucia ciudad cualquiera de EE UU con reminiscencias del drama de Mystic River o del tenso Fincher de Seven y Zodiac, llevado hasta extremos asfixiantes y brillantes.

 

VEREDICTO: Tal y como Villeneuve las hizo, habría que verlas, en doble sesión: Enemy y Prisioneros.

SINOPSIS:

Keller Dover se enfrenta a la peor pesadilla de cualquier padre. Su hija de seis años, Anna, ha desaparecido junto con su amiga Joy. El detective Loki detiene al conductor de una caravana desvencijada que resultaba sospechosa, pero tiene que dejarlo marchar por falta de pruebas.

Prisioneros

[Prisoners] Thriller / EE UU / 2013 / Dir: Denis Villeneuve / Reparto: Hugh Jackman, Jake Gyllenhaal, Maria Bello, Terrence Howard, Paul Dano, Viola Davis / Guión: Aaron Guzikowski

ESTRENO: 11 de Octubre de 2013

ETIQUETAS:

Así celebra Hugh Jackman el 20 aniversario de ‘X-Men’

El actor interpretó a Lobezno de forma inolvidable en uno de los principales films que propiciaron el gran estado de salud que ahora vive el subgénero.

¿En qué orden debes ver las películas de X-Men?

Dos décadas y una decena de películas, viajes temporales, borrados de memoria, reinicios, personajes que desaparecen... Antes de futuras secuelas, orienta tu gen-X.

Disney+ ha censurado el trasero de Daryl Hannah, pero no el de Hugh Jackman en ‘X-Men’

La plataforma cubrió la retaguardia de la actriz con cabello digital en su versión de 'Un, dos, tres... Splash', sin plantearse hacer lo propio con Lobezno.

Todas las veces que Ryan Reynolds y Hugh Jackman se han trolado mutuamente

Jerseys navideños, caretas, pósters promocionales, aniversarios... Repasamos las 'riñas' y bromas más sonadas entre los actores en redes sociales.