CRÍTICA

Predator

5

Por
23 de agosto de 2018

En La isla del Dr. Moreau, H. G. Wells presentó a un científico que experimentaba con animales y humanos creando híbridos genéticos de aspecto abominable pero grandes posibilidades evolutivas. Algo de esa búsqueda hay en las pesquisas de los Depredadores por la galaxia; a la vez que cazan otras especies por deporte, también recolectan el ADN de los mejores ejemplares para mezclarlo con el suyo, según se esfuerza por transmitir el guion de Shane Black Fred Dekker como forma de cohesionar los anteriores intentos de construir una saga decente de películas a partir de la redonda Depredador (1987) de John McTiernan. Por desgracia, en su Predator también hay mucho de la última adaptación de La isla del Dr. Moreau al cine, firmada por John Frankenheimer en 1996: un descomunal desastre narrativo fruto de problemas de producción y cambios de rumbo catastróficos. El resultado está más cerca de uno de los engendros del Dr. Moreau que de ningún espécimen digno de ser cazado por un Yautja.

Considerar la versión de Predator estrenada en cines un producto acabado es cuestión de fe, siendo patentes las sufridas cabriolas que se han realizado en la sala de montaje para articular secuencias seccionadas mientras confiaban en el aguante del frágil pegamento que mantiene el tercer acto unido al resto de la película. Pero las piezas de ese descontrol son demasiado buenas por sí mismas para pasarlas por alto. Cuando no tienen que enfangarse en exposición argumental, los diálogos de Black exhiben el filo marca de la casa y cada uno de los integrantes de un magnético reparto sabe sacarles el mejor partido posible con el tono exacto. Puede que Boyd Holbrook no pase de protagonista instrumental como líder de un pelotón chiflado de militares inestables, pero Trevante Rhodes, Olivia Munn, Thomas Jane o Keegan-Michael Key sacan oro de la comicidad y el cinismo de sus personajes. Aclamación aparte merece el agente encarnado por Sterling K. Brown con una energía interpretativa digna de su propio spin-off cazando Predators, Aliens y lo que le echen.

La facilidad de Shane Black para dar un barniz de patetismo a tipos duros que se comunican mediante frases lapidarias con ingenio viril y testosterona, demostrada tanto en Kiss Kiss Bang Bang Dos buenos tipos como en esa catedral del blockbuster de autor llamada Iron Man 3, lo convertían –junto a su vinculación emocional a la saga– en el candidato ideal para comandar una entrega de Depredador que, por fin, estuviera a la altura del potencial de estos cazadores del espacio exterior. Lástima que, desde los despachos, se hayan potenciado los efectos visuales justitos y las ansias de anticipar más secuelas por encima del talento presente. Alguien decidió convertir en una pobre barraca de feria lo que podría haber sido un fiero safari.

Más letales que cualquier Depredador: las alteraciones del estudio dejan sin espina dorsal a la película de Shane Black.

SINOPSIS:

Después de mejorar sus capacidades con ADN de otras especies, los cazadores más letales del universo son más fuertes, más inteligentes y más mortíferos que nunca. Cuando un chaval activa accidentalmente su regreso a la tierra, sólo un dispar grupo de exsoldados y una profesora de ciencias desencantada pueden evitar el fin de la raza humana.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: , ,

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: EE UU

DURACIÓN: 101 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Fox

ESTRENO: 14 de Septiembre de 2018

Cine de acción para quemar la Navidad

Recopilamos cinco títulos del cine de acción en el que los casquillos y las explosiones se mezclaron con las celebraciones y las luces de Navidad

La Navidad no empieza hasta que veas el especial de ‘Predator’

La salida en vídeo doméstico de 'Predator' viene acompañada de este especial navideño hecho en stop-motion

El póster chino de ‘Predator’ usa imágenes del metraje con los depredadores buenos

Fred Dekker, el coguionista de 'Predator' comparte en sus redes el sorprendente póster chino de la película de Shane Black

Los depredadores “buenos” eliminados de ‘Predator’ tendrán sus propias figuras

Los depredadores eliminados del montaje final de 'Predator' se convierten en figuras de acción gracias al fabricante NECA