CRÍTICA

Plan de escape

6

Por
05 de diciembre de 2013

Hace un cuarto de siglo, cuando Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger eran los dos grandes iconos anabolizados del cine de acción, cualquiera de ellos podría haber levantado una película de fuga carcelaria con un simple movimiento de meñique –ejemplos hay, como Perseguido (1987) o Encerrado (1989)–. Hoy en día, la edad y el mercado hacen necesaria su unión como dream team para afrontar una vuelta de tuerca conceptual a la fórmula escapista que, degeneraciones fisiológicas aparte, pasaría sin problema como un título rescatado de aquella época de musculaciones difíciles y diálogos de una línea.

Plan de escape los junta en una prisión de máxima seguridad diseñada según las teorías de Stallone, un especialista en destapar las debilidades de instituciones penitenciarias, donde los observamos como a ratas de laboratorio colaborando para conseguir un objetivo. El sueco Mikael Hafström, nunca un sibarita de la forma, logra resolver peleas y esfuerzos físicos entre gente que no está para tantos trotes y deja poco espacio para tensión o sorpresas –aunque la revelación de la localización secreta de la cárcel sería muy del gusto de Borges–, pero el goteo de secundarios asegura que mantengamos el interés como si ya fuera una reliquia encontrada en pleno zapping televisivo. 

 

 

VEREDICTO: Si Sly y Arnie coincidieran en el mismo asilo…

SINOPSIS:

Tras años demostrando los fallos de seguridad de las mayores cárceles del mundo, el experto Ray Breslin se ve enfrentado al desafío de escapar de una prisión que sigue todas sus recomendaciones.

Plan de escape

[Escape Plan] Acción / EE UU / 2013 / Dir: Mikael Håfström / Reparto: Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger, Jim Caviezel, Vinnie Jones, Vincent D'Onofrio / Guión: Miles Chapman, Jason Keller

ESTRENO: 05 de Diciembre de 2013

ETIQUETAS: