CRÍTICA

Pixels

4

Por
25 de mayo de 2015

Si Chris Columbus hubiera dirigido Pixels hace 30 años, cuando el ámbito natural de los videojuegos aún era el salón recreativo, los protagonistas de esta película serían niños y adolescentes. Por entonces, el guionista de Los Goonies hubiera entendido que la chavalada era el objetivo natural del ocio electrónico, y que ningún adulto ‘respetable’ (salvo el Jeff Bridges de Tron) se habría dejado filmar agarrando un joystick. Pero ha pasado el tiempo, y lo que ayer fue delicia juvenil es hoy un placer culpable, en parte fetiche nostálgico y en parte señal de inmadurez para cuarentones. Esta película es demasiado consciente de ello, y ese es uno de los motivos por los que decepciona tanto.

Lo peor de todo: que Pixels arranca relativamente bien. Combinando la tecnología punta con los anzuelos retro, el filme nos muestra un 1982 idealizado que suena a canción de Cheap Trick y cuyos colores son los del monitor de una máquina arcade. Pero es poner un pie en el presente, y a Columbus se le acaban los créditos. Expandiendo el corto firmado por Patrick Jean en 2010, la película también lo banaliza, lo simplifica y lo priva casi totalmente de poesía, cayendo en estereotipos muy chungos (el personaje de Michelle Monaghan, que podía haber sido una jugona de pro, se queda en figurín) y desaprovechando las que podrían haber sido sus mejores bazas.

Con tanta monserga acerca de los niños grandes en busca de un hueco en la vida adulta, sería demasiado fácil echarle la culpa de todo a Adam Sandler. Pero el actor principal va, sencillamente, a lo que va: de la misma manera que su personaje busca tramas y patrones en las mecánicas de los juegos, él aspira a repetir esa estrategia que le permite seguir en el candelero. Y eso, si bien resulta cansino, no le hace responsable de que talentos como Peter Dinklage o Josh Gad acaben tan desaprovechados como esa vida extra que sólo te dura medio minuto, y cuya pérdida te conduce irremisiblemente al game over.

Tanto Pac-Man como Donkey Kong, así como los demás juegos a los que Pixels homenajea, usaban los rigores de una tecnología en pañales para innovar y fascinar: por eso han trascendido su condición de sacacuartos y quedado como obras de arte. Esta película, que cuenta con medios técnicos de lujo, no consigue ninguna de esas cosas. Aunque Columbus lo haya intentado, su nombre tiene pocos visos de quedar en una tabla de récords.

Gráficos sobresalientes, mecánica poco original, jugabilidad nula: mejor revisa el corto.

SINOPSIS:

'Pixels' cuenta como unos extraterrestres malinterpretan las imágenes de las máquinas recreativas como una declaración de guerra y deciden atacar la tierra, empleando dichos juegos como modelos para el asalto. El presidente de EEUU, Will Cooper (Kevin James), recurre entonces a su gran amigo de la infancia y campeón de las maquinitas de los años 80, Sam Brenner (Adam Sandler), quien actualmente trabaja como instalador de sistemas de home cinema, para encabezar un equipo de expertos jugadores de su época (Dinklage y Gad) cuya misión será derrotar a los extraterrestres y salvar al planeta. Monaghan interpreta al experto en armas del equipo.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: , ,

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN: ,

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 0

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Sony Pictures

ESTRENO: 24 de Julio de 2015