CRÍTICA

Operación U.N.C.L.E.

8

Por
10 de junio de 2015

A Guy Ritchie  no le han encargado nunca una película de Bond. No será porque no ha hecho méritos. Británico, adrenalínico, viril, la única explicación para que a Marc Forster se le diese la oportunidad de arruinar Quantum of Solace mientras al director se le negaba la entrada a la franquicia es que, no lo puede evitar, Ritchie se lo toma todo a broma. Como a los 007 de Sean Connery o Roger Moore, nada estimula su sentido del humor más que verse al borde de la muerte. Dada la solemnidad, malencaramiento y fijación realista que muestra el agente secreto desde que lo encarna Daniel Craig, está visto que penaliza querer que se lo pase bien. Otro se reconcomería para los restos. Ritchie en cambio es un disfrutón. Si no puede tener su Bond, se lo busca. Acude a la fuente, al padre de la criatura, Sir Ian Fleming, y recupera otro de sus personajes, Napoleon Solo, el espía que diseñó para la serie retrotelevisiva El hombre de CIPOL.

De carambola, como todo lo que parece pasar en sus películas, al coger ese referente el director ha renunciado a un presente inundado de agentes secretos y traslada la acción a la década de los 60, en plena Guerra Fría. Edad de oro del espionaje internacional, cuando a los agentes no se les ponía límite en la tarjeta de crédito, Ritchie aprovecha la distancia para idealizar la época. Vale, sí, hay una amenaza nuclear por ahí revoloteando, pero que eso no nos distraiga de lo realmente importante: el glamour de las capitales europeas, la elegancia de los trajes de tres piezas, la invención de lo cool, la diversión que sugerían las minifaldas, las bandas sonoras prodigiosas, las fiestas interminables…

Aplicando la misma fórmula de sus dos películas de Sherlock Holmes –hacer que el pasado resulte modernísimo–, Operación U.N.C.L.E. no deja en ningún momento de invocar referencias en su frenética misión secreta. Lo milagroso es que consiga recogerlas todas al vuelo, ordenarlas y que superen su coartada revivalista. ¿Otra carambola de Ritchie? A lo mejor habría que empezar a pensar que tras su apariencia de cineasta tabernario hay algo más que intuición y suerte.

Operación U.N.C.L.E. funciona como un perfecto engranaje, hasta el punto de que al hablar de Henry Cavill y Armie Hammer, que interpretan a Solo y su homólogo-rival-luego-socio el soviético Illya Kuriakin, dan ganas de hacerlo más como marionetas hábilmente manipuladas por Ritchie que de dos actores creando personajes. Sólo a Alicia Vikander, más Audrey que la propia Hepburn cerrando este triángulo de agentes, se le adivina el copyright del encanto entre payaso y sexy que desprende en cada plano. Sin ir más lejos, en su pelea en la habitación de hotel con Hammer, que entra por derecho en la antología de las mejores peleas chico-chica del cine.

Jugada redonda para Ritchie –tiene dos espías por el precio de uno… y sin pagar los peajes de 007–, su sonrisilla de triunfador resulta contagiosa durante el desarrollo de Operación U.N.C.L.E., el gran tapado de los blockbusters de un verano algo decepcionante. También, de lejos, el más entretenido. 

Ahora que Bond se empeña en ponerse serio, Guy Ritchie devuelve el sentido del humor y el glamour al gremio.

SINOPSIS:

Situada con el telón de fondo del auge de la Guerra Fría, “Operación U.N.C.L.E.” se centra en el agente de la CIA Napoleon Solo y el agente de la KGB Illya Kuryakin. Obligados a apartar sus diferencias, largamente arraigadas, ambos se unen para formar un equipo que llevará a cabo una misión conjunta para poner fin a una misteriosa organización criminal internacional, que pretende desestabilizar el frágil equilibrio de poder resultante de la proliferación de armas y tecnología nuclear. La única pista que tienen es la hija de un científico alemán desaparecido, que es la clave para infiltrarse en la organización criminal, y deben luchar contra el tiempo para encontrar al científico y evitar una catástrofe mundial.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 0

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Warner Bros

ESTRENO: 14 de Agosto de 2015