CRÍTICA

Moon

8

Por
09 de octubre de 2009

EJERCICIO DE MINIMALISMO que reduce un complejo escenario futurista al drama de una única
persona –o, mejor, de una única identidad–, la primera película de Duncan Jones es un hipnótico
relato de soledad intergaláctica, investigación introspectiva y hambre innata por la vida convertido en el conjunto de pedazos de un enigma existencial que se resuelve en una atmósfera claustrofóbica y sentido sostenido del terror. Pese a que el director podría haber conducido con facilidad la historia de Sam Bell (Sam Rockwell) hacia territorios orwellianos, prefiere detallar la lucha cada vez más traumática del hombre por comprender y enfrentarse a sus circunstancias. Las tentativas de su(s) protagonista(s) de reconciliar verdades psicológicas y empíricas contrapuestas derrocha resignación, empatía, calma.

Resulta sorprendente, así pues, la densidad de ideas que Jones insufla a una narrativa escasa y un solo espacio cerrado. Dentro de los límites de lo íntimo, Moon es capaz de desdeñar parte de las convenciones de lo que actualmente se define como ciencia-ficción. La película se toma el elemento científico de la ciencia-ficción en serio y se muestra determinada a que su visión del futuro sea creíble.

¿Cuál es esa vision? Una que alimenta la fe ilimitada en el sentimiento humano y el escepticismo
sobre el coste de la innovación. Más concretamente, Moon imagina que la inteligencia artificial personificará lo mejor de lo que conlleva ser humano, pero probablemente será utilizada al servicio de una desalmada corporación. Después de todo, incluso las visiones más utópicas del futuro dependen de la maquinaria financiera para hacerse realidad, y probablemente serán adjudicadas al mejor postor para su explotación aun a costa de vidas humanas. Así, el cinismo de Moon pone el foco en la cultura capitalista, pero esta crítica está armoniosamente integrada en la meditación acerca del conocimiento de uno mismo, y de la tragedia de alcanzarlo sólo cuando (casi) es demasiado tarde.

Nando Salvá

SINOPSIS:

Un astronauta que lleva tres años completamente solo en la luna se prepara para volver a la Tierra, pero no le resultará tan fácil como él cree.

Moon

THRILLER, CIENCIA-FICCIÓN / REINO UNIDO / 2009 / 97 MINUTOS / SONY. DIRECTOR: DUNCAN JONES ACTORES: SAM ROCKWELL, DOMINIQUE MCELLIGOTT, KEVIN SPACEY (VOZ V.O.) GUIÓN: DUNCAN JONES, NATHAN PARKER

ESTRENO: 09 de Octubre de 2009

ETIQUETAS: