CRÍTICA

Misericordia

7

Por
01 de junio de 2015

Con dos años de retraso, por eso de que nos queda más lejos una película de la Unión Europea que una de Wyoming, llega a nuestras pantallas el filme más taquillero de Dinamarca en 2013, que diera lugar a una secuela que también se estrenará por aquí en breve. Ocurre que los daneses se han especializado por tierra, mar y aire, o para el caso que nos ocupa, en literatura, televisión y cine en el llamado nordic noir, su género negro. Los hacen como churros y con una solvencia envidiable que ha situado la industria cultural de un país de apenas siete millones de personas en una marca de éxito que repite la misma fórmula hasta la saciedad. Misericordia no es una excepción: se trata de una adaptación de las novelas de Jussi Alder-Olsen (publicadas en España por Maeva), con participación de rostros televisivos (dos de sus protagonistas aparecen en Forbrydelsen) y producida por la Zentropa de Lars von Trier, que justifica una realización (con especial atención a la fotografía), más que destacable y la presencia protagonista de Lie Kaas, uno de los idiotas de Lars. La susodicha fórmula del éxito, en ocasiones, juega en su contra y roza lo obvio. Sí, Dinamarca también está llena de detectives solitarios y cabezones con problemas para acatar órdenes, abandonados por sus mujeres, alcoholizados y traumatizados porque su ímpetu provocó la muerte de su compañero. No hay, como en Millenium, una reflexión histórica sobre lo podrido que está el faro de Europa, ni las mujeres ocupan ese papel central que las convierte en la envidia del feminismo hispano. Está hecha para gustar y no para denunciar. Habríamos deseado algo de sabor más local como en nuestra La isla mínima, apenas apuntado en los conflictos raciales entre Assad y Morck, y los desencuentros entre suecos y daneses, pero su capacidad para entretener y divertir al personal permanece intacta. 

Con dos años de retraso, por eso de que nos queda más lejos una película de la Unión Europea que una de Wyoming, llega a nuestras pantallas el filme más taquillero de Dinamarca en 2013, que diera lugar a una secuela que también se estrenará por aquí en breve. Ocurre que los daneses se han especializado por tierra, mar y aire, o para el caso que nos ocupa, en literatura, televisión y cine en el llamado nordic noir, su género negro. Los hacen como churros y con una solvencia envidiable que ha situado la industria cultural de un país de apenas siete millones de personas en una marca de éxito que repite la misma fórmula hasta la saciedad. Misericordia no es una excepción: se trata de una adaptación de las novelas de Jussi Alder-Olsen (publicadas en España por Maeva), con participación de rostros televisivos (dos de sus protagonistas aparecen en Forbrydelsen) y producida por la Zentropa de Lars von Trier, que justifica una realización (con especial atención a la fotografía), más que destacable y la presencia protagonista de Lie Kaas, uno de los idiotas de Lars.

La susodicha fórmula del éxito, en ocasiones, juega en su contra y roza lo obvio. Sí, Dinamarca también está llena de detectives solitarios y cabezones con problemas para acatar órdenes, abandonados por sus mujeres, alcoholizados y traumatizados porque su ímpetu provocó la muerte de su compañero. No hay, como en Millenium, una reflexión histórica sobre lo podrido que está el faro de Europa, ni las mujeres ocupan ese papel central que las convierte en la envidia del feminismo hispano. Está hecha para gustar y no para denunciar. Habríamos deseado algo de sabor más local como en nuestra La isla mínima, apenas apuntado en los conflictos raciales entre Assad y Morck, y los desencuentros entre suecos y daneses, pero su capacidad para entretener y divertir al personal permanece intacta. 

La fórmula Dinamarca + género funciona mejor que la de la Coca Cola.

SINOPSIS:

La famosa saga que Jussi Adler-Olsen convirtió en “Best-seller” mundial llega a la gran pantalla con su primera parte. “Misericordia (Los Casos del Departamento Q)” tiene como protagonista a Carl Mørck, un inspector en horas bajas que, tras un fatal error en una acción policial, es relegado a un nuevo departamento de casos sin resolver. Allí verá la oportunidad de lavar su imagen cuando llega a sus manos el caso de Merete Lyngaard, una joven política que desapareció durante un viaje y a la que la policía dio por muerta… Algo que Mørck no tiene tan claro.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS:

DURACIÓN: 97

EDAD RECOMENDADA: PC

DISTRIBUIDORA: VERTIGO

ESTRENO: 05 de Junio de 2015

ETIQUETAS:

, ,