CRÍTICA

Mientras seamos jóvenes

8

Por
24 de agosto de 2015

Si fuera fácil hacerse mayor, no hablemos ya de madurar, ¿de qué vivirían los concesionarios de coches deportivos o los cirujanos plásticos? Y por traerlo a este terreno, ¿sobre qué otro tema haría películas Noah Baumbach? Con una filmografía tan interesante como en permanente búsqueda –acaba de estrenar en EE UU su séptima película, Mistress America–, ha dejado bien claro que el tema más que atraerle le atraviesa de polo a polo.

En Mientras seamos jóvenes Ben Stiller y Naomi Watts se enfrentan a uno de esos problemas de parejas del primer mundo que abochorna sufrir casi tanto como angustian: alargar la juventud o despedirse de ella. Tener un niño o seguir creyéndose uno, por decirlo sin paños calientes. Para complicar una decisión que creyeron que se tomaría sola aparecen dos hipsters de manual (Adam Driver y Amanda Seyfried), perfectos para una cápsula del tiempo que haga comprensible su existencia dentro de un siglo.

En manos de otro habría dado para un nuevo catálogo urbano de tendencias y una guía de viaje por el Brooklyn de segunda mano, pero Baumbach tiene la habilidad de darle la vuelta a la obsesión actual por resultar modernos aún a costa de perder por el camino la personalidad. Para espantar esa ironía existencial, sinceridad absoluta e incertidumbres nada favorecedoras, como las que muestran unos personajes vulnerables, asustados y patéticos. Aunque alguno pueda opinar lo contrario, el director está poniendo cargas explosivas en los cimientos de esta fachada cool, de gente con sombrero, insospechadas pasiones por vinilos y pseudoconversaciones. Un ejemplo: el dardo que lanza a los realizadores de documentales kitsch va tan bien orientado que debería pincharles el globo de la no ficción “con sorpresa”. Stiller, víctima de la dichosa generación X en Bocados de realidad, lo sabe: capturar un fenómeno no es celebrarlo.

Noah Baumbach busca el camino para no convertirse en un hipster de cuarenta y tantos.

SINOPSIS:

Josh Srebnick (Ben Stiller, La vida secreta de Walter Mitty) es un veterano director de documentales que está pasando por una mala racha profesional mientras prepara su próxima película. Todo empieza a despejarse cuando él y su mujer (Naomi Watts, Lo Imposible, Mullhollad Drive) comienzan a salir con una joven pareja, interpretada por Adam Driver (Star Wars: Episodio VII, Amigos de más, A propósito de Llewyn Davis) y Amanda Seyfried (Los Miserables, Querido John, Mamma mia!). Gracias a ello, Josh comienza a recuperar su juventud perdida.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 97

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Vértigo Films

ESTRENO: 04 de Septiembre de 2015

[Festival de Toronto 2020] ‘Penguin Bloom’, Naomi Watts y su encantadora amiga la urraca

La actriz australiana se mide en pantalla con un pájaro con mucho talento.

2020 en Instagram: Reese Witherspoon ha creado la nueva moda viral entre las estrellas

¿Qué tal va el año? Reese Witherspoon, Jessica Chastain o Viola Davis describen su 2020 a través de sus personajes más icónicos.

Así de mal lleva Naomi Watts el confinamiento por coronavirus

Parece una escena salida de 'Mulholland Drive', pero es el vídeo de desesperación que la actriz ha subido a Instagram para desahogarse.

The Rock hace público el argumento de ‘Rampage’

El rodaje de 'Rampage' comenzará próximamente en Georgia con Dwayne "The Rock" Johnson, Naomi Watts y Joe Manganiello como principales protagonistas