CRÍTICA

Men in Black 3

7

Por
25 de mayo de 2012

“Siempre hay un crucero de batalla o un rayo mortal cordiano o una plaga mortal intergaláctica que está a punto de acabar con la vida de este miserable planeta”, contaba Tommy Lee Jones, el hieratismo hecho carne y huesos en la primera MIB (1997). Toda una declaración de intenciones de cuál era la filosofía de la franquicia: ante la acción y la fantasía, mucha calma. MIB3 se anuncia como un regreso a los orígenes, después de que la penúltima entrega, de 2002, no acabara de cumplir con la expectativas comerciales. Y en cierta manera lo es: todo el entramado se apoya, básicamente, en las infinitas capacidades de Will Smith para la comedia y en la aparición periódica de nuevos e insospechados alienígenas creados por el más que solvente Rick Baker. En el resto, hay un ejercicio de contención que impide brillar a la estupenda interpretación de Josh Brolin (perfecto en la difícil misión de encarnar a Tommy Lee Jones), que elimina a personajes inmortales como Frank y, sobre todo, nos enchufa al ser más detestable de todos los que han pasado por la franquicia. MIB ya tiene a su Jar Jar Binks particular encarnado en Griffin (Michael Stuhlbarg), mímesis de esos personajes hipermegabuenrollistas de parroquia progre que han acabado con la carrera de Robin Williams.

Mención aparte requiere el argumento: Amblin, la productora, sabe un rato de eso de retrasar los relojes, como demostró en la trilogía de Regreso al futuro. Era la época de las high concept movies, cuyas historias podían resumirse en apenas una frase (Regreso… no era más que una versión proletaria y rocanrolera de Un yanqui en la corte del Rey Arturo). El encanto de las películas de Zemeckis residía, principalmente, en la introducción de objetos modernos (las Nike, el chaleco, el skate…) en un mundo pretérito. Por el terror al peso de la comedia, en MIB3 el revisionismo es más panorámico, con excelentes ocasiones perdidas como la visita a la Factory de Warhol, por ejemplo, y Will Smith parece pasear por una de esas recreaciones inanes de los museos interactivos de provincias, aburridas para niños y mayores “(suena música de ascensor) ‘…así vivían nuestros antepasados…”. Razón de más para que la talla de Will Smith se acreciente hasta límites estratosféricos, en una trágica última escena en la que demuestra una capacidad actoral que se intuía desde su época de Bel Air. Al final, el placer de MIB es un ejercicio de nostalgia, que demuestra eso de la relatividad del tiempo: 10 años desde que el Agente J se enfundará por última vez su flamante traje negro pueden ser, objetivamente, un lapso de tiempo ínfimo en la historia del universo, pero una eternidad en la historia de Hollywood.  

RUBÉN ROMERO

SINOPSIS:

El agente J de los Hombres de Negro se ve obligado a viajar al pasado para entrar en contacto con la versión juvenil de su compañero el agente K.

Men in Black 3

Ciencia-ficción / EE UU / 2012 / Dir: Barry Sonnenfeld / Reparto: Will Smith, Tommy Lee Jones, Josh Brolin, Jemaine Clement, Emma Thompson, Betty White, Alice Eve / Guión: Etan Cohen, David Koepp, Jeff Nathanson

ESTRENO: 25 de Mayo de 2012

ETIQUETAS:

¿Estará Cable en ‘Deadpool 3’? Josh Brolin tampoco lo sabe

En Marvel se plantean si uno puede ser Thanos y un cíborg cachas venido del futuro al mismo tiempo.

Timothée Chalamet y Josh Brolin te enseñan el desierto de ‘Dune’

¡Ese desierto jordano es exactamente igual que Arrakis!

Josh Brolin y Peter Dinklage serán hermanos en ‘Brothers’

Tras compartir créditos en 'Infinity War', el actor de 'Deadpool 2' y el de 'Juego de tronos' preparan una comedia juntos.

Gamora y Thanos, una familia feliz en esta escena eliminada de ‘Infinity War’

Antes de acabar como todos sabemos, el Titán Loco y su hija adoptiva tenían una relación muy entrañable: aquí está la prueba.