CRÍTICA

Marsella

7

Por
18 de julio de 2014

Las distancias existían, al menos antes de que fueran relativizadas por Paul Virilio, el ciberespacio y la alta velocidad. También los viajes y las emociones, y las road movies entendidas precisamente como eso: un viaje emocional y físico. Marsella es una película de carretera a la antigua usanza, como aquellos viajes de infancia gozados en las tartanas de nuestros papás, sin aire acondicionado, y con paradas en las postas donde había camiones, señal de buen manjar. Es cierto que la niña está para callarla (que me perdone su madre real, o las dos que comparte en la ficción: el demérito puede corresponder al guionista), pero María León y Belén Macías se bastan para el retrato de este paisanaje próximo y veraz.

 

 

Marsella como metáfora: lo importante es el recorrido y el genio de María León.

SINOPSIS:

Sara y Virginia son dos mujeres que luchan por conseguir algo que ambas creen que les pertenece: la custodia de la pequeña Claire, hija biológica de Sara a la cual Virginia acogió hace cinco años. Ante la complicada situación que se les pone por delante, deciden viajar a Marsella a buscar al padre.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , ,

GUIÓN: , ,

PAIS: España

DURACIÓN:

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA:

ESTRENO: 18 de Julio de 2014

Goya 2015: Los twitters que debes seguir

¿Quieres recibir información en primera persona durante la gala de esta noche? Aquí tienes una lista imprescindible.