CRÍTICA

Madre oscura (The wretched)

6

Por
14 de julio de 2020

Llega esta película con la vitola y el honor de ser la película más vista en los autocines estadounidenses durante la pandemia. Lo cierto es que es pura serie B y, como tal, tardaríamos más en citar sus homenajes, guiños y plagios que en ver el filme. Conviene, sin embargo, destacar el más evidente: el que une Madre oscura con La bruja, de Robert Eggers y su reinterpretación del folk horror. Partiendo de la misma idea, el Mal como corruptor familiar y flautista de Hamelín en un entorno bucólico, los hermanos Pierce despojan su propuesta de toda trascendencia y ampulosidad en aras del entretenimiento. Por más que coquetee con el concepto conservador de familia, no hay aquí discurso sobre el género, el fanatismo religioso o la experiencia cinematográfica.

Hay diversión, simple y llanamente. Aunque haya una poseída con su crujidito de vértebras, su cornamenta, su roña y su pelo sucio (algún día tendremos que hablar seriamente sobre la falta de higiene de los habitantes de lo paranormal), Madre oscura pasa de ser una película de terror a una película de aventuras. El héroe, John-Paul Howard, se transforma así más en un goonie que en un padre Karras y, al contrario de lo que pudiera pensarse, es precisamente esa levedad la mayor de las virtudes del filme. No es suficiente para convertirse en una franquicia, pero es suficiente para pasar un muy buen rato

Entretenida aventura en el campamento de verano.

SINOPSIS:

Tras la separación de sus padres, Ben es un adolescente problemático que se verá inmerso en una batalla contra una bruja de más de mil años de edad. No lo tendrá nada fácil, puesto que esta se esconde bajo la piel de su vecina.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR: ,

REPARTO: , , , ,

GUIÓN:

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 95 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Selecta Visión

ESTRENO: 17 de Julio de 2020