CRÍTICA

Lucky

6

Por
01 de abril de 2018

Con más de 200 títulos en su filmografía y solamente dos roles de protagonista –París, Texas y esta Lucky, de estreno póstumo–, Harry Dean Stanton se ganó un hueco en el corazón de todo aquel que fuese encontrando su afligida mirada en la pantalla, dentro de los contextos más variopintos. Algo había en esa triste figura que llenaba el alma. Si Stanton solía ser lo mejor de las películas por donde pululaba, nada mejor que la existencia de una dedicada en todo su metraje a retratarlo con calma, en distintas estampas de la rutina vital de un tipo solitario inspirado en determinados rasgos y detalles biográficos del propio actor.

Escrita por dos actores y dirigida por otro –John Carroll Lynch, el payaso Twisty de American Horror Story–, la primera capa de Lucky es un homenaje en toda regla a lo que en Hollywood se llama ‘character actors’ y muchos consideramos nuestros intérpretes favoritos. A ello contribuye tener a Stanton rodeado por emblemas del oficio como Ed Begley Jr. o Ron Livingston, pero también un fabuloso David Lynch lamentando la pérdida de una tortuga; cualquiera que haya visto al cineasta en Twin Peaks sabe lo estupendo actor que es. Más allá de esa celebración comunal, la película se centra, sin solemnidad, en reflexionar sobre la muerte y aquello que vale la pena llevarse de la vida; como escuchar a Harry Dean Stanton cantando Volver volver rodeado de amigos.

Mirada hundida, bondad erguida. Puro Harry Dean Stanton.

SINOPSIS:

Lucky es un veterano de 90 años obligado a enfrentar su edad cuando su casa y su rutina se desmoronan. Emprende entonces un viaje espiritual destinado a encontrarse a sí mismo en un pueblo en mitad de la nada, rodeado de peculiares personajes.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN: ,

PAIS: EE UU

DURACIÓN: 88 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Avalon Distribución Audiovisual

ESTRENO: 04 de Mayo de 2018