CRÍTICA

Los canallas (Les salauds)

8

Por
21 de marzo de 2014

La nueva película de Claire Denis no se llama Les salauds –los malnacidos, o algo así—por casualidad. Cuesta recordar otra película tan llena de personajes de dudosa reputación, miserables o simplemente horribles. Inspirándose en Santuario, de William Faulkner, y en las fiestas sexuales a las que asistían Strauss-Kahn y sus amigos, Denis ha hecho alrededor de ellos una película profundamente sombría, llena de soledad y una profunda tristeza. Es sin duda su obra más aterradora y hermosa, al menos desde Trouble Every Day (2001). Denis nos desafía a descifrar causas y efectos, y con ello aumenta nuestra inquietud pero también nuestra curiosidad por estos malnacidos dotados del tipo de sensualidad depravada que haría salivar a David Lynch.

Una joya más que añadir a la obra de Claire Denis, cineasta criminalmente ninguneada.

SINOPSIS:

Marco Silvestri, capitán de un carguero, recibe una llamada que reclama su presencia inmediata en París. Sandra, su hermana, está desesperada. Su marido se ha suicidado, la empresa familiar se aproxima a la quiebra y su hija ha sido internada en un centro psiquiátrico.

Los canallas (Les salauds)

Drama / Francia / 2013 / Dir: Claire Denis / Reparto: Vincent Lindon, Chiara Mastroianni, Julie Bataille, Michel Subor, Christophe Miossec, Lola Creton / Guión: Claire Denis, Jean-Paul Fargeau

ESTRENO: 21 de Marzo de 2014

ETIQUETAS:

,