CRÍTICA

Lo imposible

5

Por
11 de octubre de 2012

Como espectadores, estamos más o menos acostumbrados a que una película te pueda hacer llorar, reír o emocionar. Sin embargo, ¿cuántas veces se siente dolor físico ante lo que muestra la pantalla? Durante la espectacular recreación del tsunami que asoló Tailandia y gran parte del sudeste asiático en 2004 que dispone Juan Antonio Bayona en Lo imposible, hay un instante en el que una rama se incrusta en el costado de una Naomi Watts a merced de la corriente. Lo que transmite la acción es tan real, tan corpóreo, que uno instintivamente se echa la mano al lugar de la herida. En medio de una catástrofe natural que iguala los peores presagios de Roland Emmerich, Bayona no evita la dimensión del desastre –costas asoladas, interiores inundados y poblaciones arrasadas– pero entiende que lo interesante es reflejarla desde una escala humana. Y durante aproximadamente la mitad de la película lo consigue de un modo tan eficaz que se convierte en una experiencia intensa y desasosegante, no apta para espectadores impresionables. La supervivencia de esta mujer y su hijo adolescente, el modo en el que surge en el chaval la necesidad de ser útil, la respuesta inconsciente ante situaciones límite… Se abren distintas vías, se desarrollan con madurez y apuntan hacia destinos tan emocionantes y sorprendentes como los que confluían en El orfanato.

Con una pena inmensa, Lo imposible se convencionaliza hasta estándares de drama familiar y se parte en dos, literal y críticamente. No es cuestión de contar más de la cuenta, basta con decir que todos los caminos que los personajes podían transitar de repente desaparecen del horizonte. Los personajes buscan un meeting point y esperan pacientemente a que todos los miembros de la familia vayan apareciendo. Igual que cuando te perdías siendo un niño, inmóvil esperando que esa desolación desapareciera lo antes posible y todo recobrase la normalidad. Quizá se trate de una cuestión de honestidad mal entendida por parte de Bayona y su guionista Sergio G. Sánchez. Parece que no quieren manipular con afanes recreativos la historia real de la familia que inspira la película, ni provocar en los personajes reflexiones trascendentes en una situación en la que no tienen tiempo para digerir el trauma y evolucionar. Pero, ¿no era precisamente eso lo que esperábamos ver una vez que baja la marea? Sensación sin emoción, estos supervivientes buscan una vía de evacuación en la geografía devastada dejándonos a los espectadores, magullados y aún en shock, huérfanos de un abrazo al que pensábamos que nos habíamos ganado acceso.

VEREDICTO: Un comienzo magistral anegado por un diluvio lagrimal.

SINOPSIS:

Maria, Henry y sus tres hijos comienzan sus vacaciones de invierno en Tailandia, pero la mañana del 26 del diciembre un gigantesco tsunami arrasa la zona en la que se encuentran.

Lo imposible

[The Impossible] Drama / España, EE UU / 2012 / Dir: Juan Antonio Bayona / Reparto: Naomi Watts, Ewan McGregor, Marta Etura, Tom Holland, Geraldine Chaplin / Guión: Juan Antonio Bayona, Sergio Sánchez

ESTRENO: 11 de Octubre de 2012

ETIQUETAS:

,