CRÍTICA

Lars y una chica de verdad

8

Por
25 de abril de 2008

Carlos Marañón

MUÑECO LO SERÁ USTED, dan ganas de responderle al jeta de Craig Gillespie, el cineasta calculador, y a la listilla de Nancy Oliver, la guionista descarada. Pero es que tienen razón. Más razón que un santo de Berruguete, tamaña procesión de Semana Santa, en su estilo, también un muñeco, por cierto. Bianca, la muñeca hinchable de Lars, es la viva imagen del ciudadano medio de un país occidental consumista y autosatisfecho. Igualita que su prima de Tamaño natural (Luis G. Berlanga, 1974), pensarán a primera vista. ¡Ja! Ni en la forma –ha pasado una selección que incluye la mezcla nórdico tropical y tiene todos los huecos en su sitio–, ni el fondo, donde los muñecos del mundo, unidos, han hecho la revolución para pasar de ser el sueño de los niños al oscuro deseo de los eternos adolescentes, ya sean coleccionistas, frikis o amigos del vinilo. Y como eternos adolescentes somos todos, esta chica se ha ganado su perífrasis: es “de verdad”, en un mundo en el que serlo implica tener un puesto de trabajo, una cartilla de ahorros y una hipoteca. La muñeca hinchable de Lars ya no es de Lars. Se ha emancipado. Ha pasado de ser el objeto sexual del imaginario colectivo (sobre todo masculino) universal al comenzar la película, a ser el sujeto activo de una de las nuevas películas destinadas a coronar la gama alta del sector independiente para todos los públicos que representaba Pequeña Miss Sunshine. ¿Pretenciosa? Pues claro ¿Talentosa? Faltaría más. Mucho hace falta para sostener un argumento que en manos de cualquiera no duraría más de 5 minutos. Gillespie sabe llevar la broma hasta el final, allí donde la muñeca (como la escultura de Jo, qué noche) se convierte en una cosa muy seria, que era lo complicado, y donde la historia de Lars se enfrenta a un nuevo horizonte: ¿Y quién coño es “de verdad”? Ryan Gosling, un genio que según el día y el apurado del afeitado pasa por ser el nuevo Edward Norton (que a su vez fue el nuevo Robert De Niro, no se nos olvida) o el nuevo Paul Newman, sostiene, no sólo su muñeca, sino la credibilidad de una historia que comienza en una especie de Fargo y termina en una película de Frank Capra con nubarrones (esa comunidad taaaan religiosa que simula que todo es normal para salvar al chaval), gracias a un reparto perfecto, con la divina Emily Mortimer y la gloriosa Patricia Clarkson, que acaba de darle al asunto el aire de fábula sonámbula que necesita. Todo resulta aparentemente feliz en esta América de Junos y Thumbsuckers, pero una sombra nos amenaza: nadie sabe muy bien qué pasará cuando nos deshinchemos. 

SINOPSIS:

Lars es un joven tímido con problemas para relacionarse en una pequeña localidad de la América profunda. Un día decide encargar una muñeca hinchable...

Lars y una chica de verdad

[LARS AND THE REAL GIRL] COMEDIA ROMÁNTICA / EE UU / 2007 / 106 MINUTOS / VERSUS. DIRECTOR: CRAIG GILLESPIE ACTORES: RYAN GOSLING, PATRICIA CLARKSON, EMILY MORTIMER GUIÓN: NANCY OLIVER FOTOGRAFÍA: ADAM KIMMEL MÚSICA: DAVID TORN PRODUCCIÓN: SARAH AUBREY, JOHN CAMERON larsandtherealgirl-themovie.com

ESTRENO: 25 de Abril de 2008

ETIQUETAS:

¿Por qué Ryan Gosling y Emma Stone son la mejor pareja de cine?

Hollywood los ha elegido, Ryan Gosling y Emma Stone son desde hace tiempo la pareja con más química de la industria… Te explicamos por qué.

La película más cara de Netflix tendrá a Ryan Gosling y Chris Evans en el reparto

'The Gray Man' es la adaptación del best seller homónimo y estará dirigida además por Joe y Anthony Russo, directores de 'Vengadores: Endgame'.

Universal y Blumhouse fichan a Ryan Gosling como su nuevo Hombre Lobo

El actor de 'Drive' y 'La La Land' se dejará crecer el pelo a las órdenes del director Leigh Whannell ('El hombre invisible').

Ryan Gosling será el nuevo Hombre Lobo de Universal

Tras el éxito de 'El hombre invisible' con Elisabeth Moss, el estudio apuesta por nuevas y modernas aproximaciones a sus monstruos clásicos.