CRÍTICA

Largo viaje hacia la noche

9

Por
16 de abril de 2019

Mucho se habla de la precocidad del talento maximalista de Xavier Dolan, idolatrado por Cannes y la cinefilia millennial que celebra el dinamismo e inventiva formal de sus coloridos melodramas. Pero ahí está Bi Gan, nacido también en 1989, y formado cinéfilamente en internet bajándose películas de Tarkovski, Béla Tarr y Buñuel desde su Kaili natal en China. Si bien no tan prolífico como el quebequés, es autor de dos largos primerizos tan rotundos, barrocos y melancólicos que podrían ser el broche autorreflexivo de una filmografía madura; la mayor ilusión es que, en realidad, sean sus primeros pasos.

El primer deslumbramiento vino con el debut Kaili Blues (2015), cuya apuesta por la geografía sentimental, la circularidad temporal y un virtuoso plano secuencia queda en juego de niños ante el despliegue visual de Largo viaje hacia la noche. En un prólogo de emociones ahogadas y gran plasticidad, entre Wong Kar-wai y Jia Zhangke, conocemos a un protagonista a la búsqueda de una mujer de su pasado, lo que le lleva a la provincia de Guizhou y a cuestionar su propia memoria. Cuando, perdido en su búsqueda infructuosa, decide hacer tiempo en un cine, la narración estalla de forma estereoscópica. Entramos en la mente del personaje, dormido en su butaca, quizás soñando con un final para su pesquisa mucho más satisfactorio que el real.

Desde la artesanía godardiana de Adiós al lenguaje (2014) ninguna película ha hecho un uso más pensado y justificado de la imagen 3D, incorporándola en la narrativa hasta convertirla en un elemento fílmico indispensable para entender el alcance estético de la obra. En esta película- sueño no existen los cortes, todo se desarrolla en un laberíntico plano secuencia onírico que, como una corriente de pensamientos, no sigue leyes de la física ni progresión cronológica. Su impulso es el del recuerdo mezclado con el deseo y el inconsciente; no muy distinto a lo que se ve en un cine con los ojos abiertos.

Recuerdos, sueños y cine: tres mundos falsos unidos en un plano sin cortes.

SINOPSIS:

Después de varios años Luo Hongwu (Jue Huang) regresa a su ciudad natal, Kaili. Un sitio de donde huyó tiempo atrás. ¿El motivo de su vuelta? Buscar a la mujer que amaba y que nunca ha podido olvidar. La única pista será su nombre: Wan Quiwen (Wei Tang).

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , , , , , ,

GUIÓN:

PAIS: China

DURACIÓN: 133 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Surtsey Films

ESTRENO: 24 de Mayo de 2019