CRÍTICA

La seducción

6

Por
07 de julio de 2017

Sudor, suciedad, sangre, llagas, muñones, barro, pezones. Palabras como estas, a priori ajenas al campo semántico de Sofia Coppola, son esenciales para adaptar la novela de Thomas Cullinan que tan bien entendió Siegel en 1971. Preciosista y pastel, el problema de La seducción es precisamente eso que impregna de buen gusto el resto de su filmografía. Es decir, lo que hace que sus películas previas, y sobre todo, Lost in Translation, figuren entre nuestras favoritas, es lo que aquí diluye la potencia de la materia prima. Cabe preguntarse, incluso, qué vio la directora en la historia de estas señoritas sureñas que rescatan en su internado a un soldado yanqui en plena Guerra de Secesión. Una historia que pedía a gritos sudor, suciedad, sangre, llagas, muñones, barro o pezones –incluso pedofilia, incesto y racismo, como en El seductor–, pero no la asepsia, el ensimismamiento y los silencios que tan buenos ratos nos ha hecho pasar en ocasiones anteriores. De ahí que esta ganadora en Cannes tenga dos posibles visionados: uno correcto, incluso agradable (sin haber visto el original) y otro (por lo contrario) castrador.

El primer acierto de Don Siegel a principios de los 70 fue presentar un internado rodeado de maleza, hierba salvaje y cosquilleante musgo español. La plantación en la que viven estas mujeres resiste tan vieja y maleada como sus vestidos y delantales. No es baladí la guerra que se nos cuenta fuera de campo, un añadido a la batalla de quién seduce a quién que presenciamos dentro. Siegel va cimentando la tensión sirviéndose de la cámara –cosa que La seducción deja al guión eliminando, además, escenas fundamentales–: zooms, flashbacks que revelan a los personajes, una banda sonora de sierras que cortan huesos y una secuencia onírica que incurre en el punto de mira femenino con muchos menos remilgos de lo que hace Coppola. No hay represión en su última película, ni seducción, ni la sudorosa sexualidad que las patillas de Clint Eastwood, buenorro hasta en camisola –a su lado, Colin Farrell es más inofensivo que tu primo segundo gay–, impregnaban la cinta de Siegel. Así es más difícil, claro, llegar al clímax final, en el que esa tensión estalla con la mejor traslación cinematográfica que existe sobre la freudiana envidia del pene.

Estupenda ocasión para recuperar la película original, 'El seductor', de Don Siegel, con Clint Eastwood. 'La seducción' de Sofia Coppola no seduce.

SINOPSIS:

Guerra Civil americana. Un soldado confederado herido llega a la escuela de señoritas que regenta Miss Martha y alterará toda su forma de vida.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN:

PAIS: EE UU

DURACIÓN: 93 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Universal Pictures

ESTRENO: 18 de Agosto de 2017

Tráiler de ‘The Roads not Taken’: Javier Bardem y Elle Fanning directos a la Berlinale

Sally Potter ('The Party') dirige este nuevo drama paternofilial, que también cuenta con la presencia de Salma Hayek.

‘Maléfica: Maestra del mal’: Flores y sangre, el homenaje de Elle Fanning a la Bella Durmiente

La actriz norteamericana conquistó las miradas de todas los asistentes a la premiere de la secuela de Disney.

¿Elle Fanning como Catwoman? Michelle Pfeiffer está de acuerdo

La mejor maulladora del cine está plenamente a favor de pasarle el testigo a su compañera de 'Maléfica: Maestra del mal' para que arañe a Robert Pattinson.

Tráiler de ‘Maléfica: Maestra del mal’: La bruja Angelina Jolie se pone posesiva

La bruja no tan mala de Disney se enfrenta al reto de su vida: convertirse en suegra.