CRÍTICA

La red social

10

Por
15 de octubre de 2010

Para mapear los orígenes de Facebook, el gran fenómeno social del siglo XXI, La red social se pregunta si su cofundador, el billonario postadolescente Mark Zuckerberg, es o no un capullo. También se plantea si ser un capullo es una elección o un accidente, y si en realidad hay alguna diferencia. En todo caso, aunque deja claro todo el daño que Zuckerberg causó en su ascenso, David Fincher y el guionista Aaron Sorkin se resisten a representarlo como un Anticristo tecnológico. Fincher dijo una vez que los cuatro rasgos ideales para un cineasta son la beligerancia, la paranoia, el miedo al fracaso y la necesidad de ser querido, y considerando que esos atributos son precisamente los que definen al protagonista de La red social, se intuye que las simpatías del director se alinean con ese monstruo social y no con todos aquellos a quienes pisoteó. Además, ésta es la película que Zuckerberg habría hecho de no saber que era sobre sí mismo.
Se entiende, pues, que el gran tema de este clásico instantáneo tenga menos que ver con la concepción del medio social que con otro tipo de circuito cerrado igual de complejo: el ego masculino. Zuckerberg, imagina Sorkin, reconfiguró el tejido virtual para impresionar a una chica (Rooney Mara), que se llama Erica pero bien podría llamarse Rosebud. Pero no es ese el único motivo, tampoco el dinero. También hay necesidad de poder y control, una personalidad obsesiva y adictiva y un miedo atroz a ser excluido que a su vez es causa o efecto de su afán por excluir.
Además de este retrato en primer plano, La red social logra ser una monumental panorámica, el paisaje del zeitgeist. Fincher ha creado la película que mejor define a quienes han definido nuestro tiempo –es, pues, un evento cinematográfico imprescindible–, empujándonos a vivir nuestras vidas online –no como una evasión de la existencia corporal, sino como una prolongación segura y privada— y convirtiéndonos en una sociedad de narcisistas, obsesionados por remodelar constantemente nuestro perfil con el fin de ser más populares. Que mientras creaba la herramienta ideal para hacer amigos –o amigos de Facebook–, Zuckerberg se aislara más y más no solo resulta irónico, también añade tragedia a la intriga.
Porque eso es La red social, un misterio poliédrico, un intrigante rompecabezas que Sorkin nos presenta a través de una narración intrincada como un nido –aunque de claridad meridiana— y una frenética sucesión de agresivas voleas verbales que suenan como una retahíla de emails leídos a toda pastilla pero, eso sí, con la impecable corrección de Harvard. Y Fincher se rinde a la maestría de ese guión. Quizás porque ya no necesita demostrar nada, en términos de pirotecnia técnica es la película más modesta que ha hecho. Quizá por eso mismo, tal vez sea la mejor.

NANDO SALVÁ

Video-critica de La red social.

SINOPSIS:

La historia de Mark Zuckerberg y Eduardo Saverin, fundadores de la red social Facebook.

La red social

EE UU / 2010 / DIRECTOR: DAVID SINGER ACTORES: JESSE EISENBERG, ANDREW GARFIELD, RASHIDA JONES, JUSTIN TIMBERLAKE. GUIÓN: BEN MEZRICH, AARON SORKIN

ESTRENO: 15 de Octubre de 2010

ETIQUETAS:

,

[Seminci 2020] ‘Mainstream’, el ‘Network’ de la Gen Z

En su segundo largo, Gia Coppola copia, pega y remezcla sin complejos para ofrecer una visión apocalíptica de los ‘media’ ‘post-millennial’ con un Andrew Garfield espectacular

Jamie Foxx volverá a ser Electro en el ‘Spider-Man 3’ de Tom Holland

El actor ya encarnó al peligroso álter ego de Max Dillon en 'The Amazing Spider-Man 2', donde se enfrentaba a Andrew Garfield.

¿Por qué Ryan Gosling y Emma Stone son la mejor pareja de cine?

Hollywood los ha elegido, Ryan Gosling y Emma Stone son desde hace tiempo la pareja con más química de la industria… Te explicamos por qué.

Este es el nombre (algo mejorable) del universo donde conviven todos los Spider-Man del cine

Según ha revelado Sony, los personajes interpretados por Tobey Maguire, Andrew Garfield y Tom Holland comparten un escenario.