CRÍTICA

La oveja Shaun. La película: Granjaguedón

7

Por
28 de octubre de 2019

Éramos pocos y llegó el Estudio Aardman. En un año en el que, por eso de la efémeride lunera y lunática, la pantalla se ha llenado de viajes al espacio exterior, la revoltosa oveja Shaun no iba dejar pasar la oportunidad de conocer otros mundos. No se puede acusar a los animadores de Aardman, ni a su creación, de oportunistas: la serie de televisión ya había coqueteado antes con la comunicación bovino-extraterrestre. Se produce así una comunicación interplanetaria, el encuentro entre los últimos artesanos de la stop-motion y el género de la ciencia-ficción, punta de lanza de los efectos especiales. Con una extraordinaria secuencia en un supermercado y el mejor eructo de la historia del cine desde La revancha de los novatos II, su punto débil es Lu-La, la estelar coprotagonista, con un carisma a años luz de la habitante más famosa de la granja Mossy Bottom. A pesar de ello, uno experimenta la misma feliz sensación que viendo productos como Stranger Things: la del detective en búsqueda constante de referentes, que en este caso se centran en un argumento prácticamente calcado de E.T. y una evidentísima deuda con las producciones de Amblin. Pero las mezcla con una ingenuidad tal que funciona mejor que el cuadro de mandos de la NASA y, oye, ver a una oveja en el espacio al ritmo del Out of Control de The Chemical Brothers, bien vale una entrada.

Una oveja más guapa que Brad Pitt… y con mejor pelo.

SINOPSIS:

Los visitantes de una lejana galaxia aterrizan en Mossingham, mientras que en la granja Mossy Bottom la oveja Shaun y el resto del rebaño siguen haciendo de las suyas. Uno de los extraterrestres se quedará en tierra, y Shaun tendrá que evitar que sea capturada por una malvada organización.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: Reino Unido

DURACIÓN: 86 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Vértice

ESTRENO: 31 de Octubre de 2019