CRÍTICA

La mujer del animal

6

Por
03 de junio de 2017

Dijo en una entrevista Víctor Gaviria que del maltrato de género no salía un relato placentero. El primer colombiano en concursar en Cannes, Sección Oficial, se propuso demostrar dicho axioma dirigiendo una película. Basada en una historia real, La mujer del animal, nacía así 20 años después del éxito de La vendedora de rosas.

La adolescente Amparo escapa de un internado para acabar en un barrio de chabolas de Medellín. Es allí, mientras vive con su hermana, cuando Libardo, apodado por todos ‘el Animal’, se obsesiona con ella, la rapta, la viola y la somete durante los siguientes siete años de su vida. Como en Dogville, Víctor Gaviria pone el dedo sobre esos vecinos que observan los abusos continuados y corren las cortinas de sus casas, convirtiéndose en cómplices silenciosos de un mal que requiere de pocas manos y muchas bocas cerradas. El resultado es brutal. Dos horas de maltrato, vejaciones y humillación, de intentos de fuga, de miedo, rabia e impotencia con una caligrafía tan cercana como desaliñada. Un retrato crudo que, como espectador, subraya el contraste siempre existente entre la desesperación de la pantalla y la comodidad efímera de la sala de cine. Hay quien dirá que, a pesar de que Gaviria está muy cerca de recrearse con tanta violencia de género, esta es una forma de concienciación para los que no quieren ver. Esos que, después de la sesión, correrán la cortina otra vez.

Cruda historia de maltrato de género, por el autor de 'La vendedora de rosas'.

SINOPSIS:

Huyendo del internado, Amparo llega al barrio de chabolas de Medellín para vivir con su hermana, pero Libardo, su primo, se enamora de ella, la rapta y la obliga a ser su mujer. Una vez que tiene su hija, tratará de huir de nuevo.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: Colombia

DURACIÓN: 120 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Cinemaran

ESTRENO: 16 de Junio de 2017