CRÍTICA

La habitación

8

Por
22 de febrero de 2016

No podría culparse a nadie por suponer que una película inspirada en el caso de Elisabeth Fritzl estaría asentada sobre el horror y la miseria. La joven austriaca, recordemos, permaneció encerrada por su padre durante 24 años en el sótano familiar, donde crió a cuatro de los siete hijos que los periódicos abusos de papaíto produjeron. Sin embargo, La habitación nunca se revuelca en la oscuridad –tampoco, al parecer, el libro de Emma Donoghue en el que se basa, inspirado este en el caso Fritzl– pese a que, inevitablemente, contiene ominosos planos ralentizados de puertas cerradas y tétricos rostros desenfocados.

En lugar de ello, el director Lenny Abrahamson mira en dirección a la luz: a la capacidad para sobreponerse, al amor indisoluble entre una madre infinitamente entregada y un hijo capaz de maravillarse entre la selva del mundo adulto. En otras palabras, no se recomienda verla sin provisiones de kleenex. En todo caso, el filme toma el camino difícil y sigue su relato hasta mucho después de lo que para otras historias sería el final feliz. No es la película de una liberación sino sobre todo de lo que sucede después: el regreso a una normalidad en la que los aspectos comunes de la vida parecen extraños y, a veces, repulsivos. Sin duda, si La habitación conmueve es en buena medida gracias a sus dos protagonistas. Sugiriendo alternativamente una fortaleza inexpugnable y una fragilidad intolerable, Brie Larson comunica con claridad cristalina tanto los años de abuso que su personaje ha sufrido como lo lejos que está dispuesta a llegar para prevenir a su hijo de experimentar la misma suerte. El niño, Jacob Tremblay, es aún más impresionante, si cabe.

La dirección de Abrahamson, eso sí, por momentos raya lo empalagoso. Y todo lo que no se verbaliza en el guión, en gran parte por personajes que se explican el uno al otro en voz alta lo difícil que es todo, es representado visualmente. Y aunque la dependencia del filme en la narración de Tremblay trata de hacer justicia a la perspectiva sesgada de la novela, al fin y al cabo tener a un niño monísimo que explica su punto de vista a ratos supone una manipulación emocional excesiva. Pese a ello, a que con frecuencia La habitación parece a punto de caer presa de la sensiblería melodramática, Abrahamson mantiene un control firme no sólo de la convincente conmoción de sus personajes sino también de la forma en que su comportamiento puede a veces resultar incomprensible o incluso cruel, y lo hace sin condenar las faltas que cometen.

Ese rechazo de lo maniqueo eleva la película muy por encima del típico telefilme lacrimógeno. Es, más bien, una pequeña y delicada alegoría sobre cómo los padres y madres pasan los primeros años de vida de sus hijos tratando de protegerlos de las realidades más duras del mundo, y luego descubren que a los hijos no hay forma de prepararlos adecuadamente para lo que les espera más allá de los límites del jardín de casa. Lo que comienza con un cautiverio forzado al final acaba sugiriendo que la vida nos convierte a todos en cautivos.

Explora los sótanos de la inhumanidad y, en el proceso, emerge como una obra definitivamente alentadora.

SINOPSIS:

Para Jack, un niño de cinco años, la habitación es el mundo entero, el lugar donde nació, donde come, juega y aprende con su madre. Por la noche, mamá lo pone a dormir en el armario, por si viene el viejo Nick. La habitación es el hogar de Jack, mientras que para su madre es el cubículo donde lleva siete años encerrada, secuestrada desde los diecinueve años. Con gran tesón e ingenio, la joven ha creado en ese reducido espacio una vida para su hijo, y su amor por él es lo único que le permite soportar lo insoportable. Sin embargo, la curiosidad de Jack va en aumento, a la par que la desesperación de su madre, que sabe que la habitación no podrá contener ambas cosas por mucho más tiempo.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN:

PAIS: Canadá

DURACIÓN: 118

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Universal Pictures

ESTRENO: 26 de Febrero de 2016

Brie Larson hizo castings para todas las películas recientes de ‘Star Wars’

Al parecer, 'Rogue One' no fue la única película galáctica para la que la actriz, fanática confesa de 'Star Wars', hizo una prueba.

‘Capitana Marvel 2’ ya tiene directora

Nia DaCosta ('Candyman') cambiará el terror por las aventuras cósmicas de Brie Larson en esta secuela.

La película de ‘Star Wars’ en la que no cogieron a Brie Larson

Brie Larson, fanática confesa de 'Star Wars', desvelaba hace unos meses que hizo un casting para una película de la saga, y ahora sabemos cuál fue.

Brie Larson celebra los 4 años transcurridos desde que fue elegida como Capitana Marvel

Durante la Comic Con de 2016, Marvel anunció que la actriz ganadora del Oscar iba a interpretar a Carol Danvers dentro del MCU.