CRÍTICA

La gran seducción

5

Por
11 de agosto de 2014

Haga bochorno, llueva o truene, una de las apuestas seguras en el hipódromo de la comedia de ayer y hoy es la que explota el cortocircuito geo-cultural de sus protagonistas, cuanto más aspaventero y a galope, mejor: desde colocar a Houellebecq entre una panda de secuestradores culturistas y que confunden a Lovecraft con Warcraft, hasta el llamado “síndrome del doctor en Alaska”, que en esta película adquiere dimensiones literales al teletransportar a un galeno tarambana y urbanita a una remota y entrañable aldea costera para garantizar el tejido industrial de la región (cosas que pasan en el Canadá profundo). Don McKellar, prolífico actor y esporádico director, se inspira directamente en el filme primo-hermano que Jean-François Pouliot rodó hace una década, e indirectamente en una legión de clásicos costumbristas del género tipo Capra, Sturges y la inevitable “cuadra Ealing”, santo y seña espiritual de la historia.

Con abundancia de escenas y escenarios campechanos y convenientemente subrayados (desde la pantomima alrededor del críquet al gag del billete mágico), y un recorrido fácilmente navegable donde no faltan la apología populista ni los arquetipos rurales como la damisela en apuros, las ancianas cotillas o los lugareños bruscos pero noblotes, La gran seducción no llega a honrar a su título pero sí que hace tilín gracias al dúo protagonista: un Brendan Gleeson tan escupe-tréboles como siempre y un Taylor Kitsch con la misma cara de desubicado que en John Carter, el pobre.

SINOPSIS:

Los habitantes de Tickel Cove, un pueblecito costero de Canadá, antaño orgullosos pescadores, hoy se ven obligados a vivir de subsidios. Su destino puede cambiar cuando una empresa pretende instalar una pequeña fábrica, pero con una condición: que el pueblo tenga un médico residente. Los habitantes no lo ven posible, pero pronto se enteran que un joven doctor deberá pasar un mes en el pueblo. Conscientes de su única posibilidad, deciden convertir el pueblo en el lugar ideal para convertirse en el hogar del médico. Así empieza la gran seducción.

La gran seducción

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN: ,

PAIS: Canadá

DURACIÓN: 113

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: A Contracorriente Films

ESTRENO: 19 de Septiembre de 2014

‘John Carter’ resucita: la película de fantasía más infravalorada tiene una segunda vida en Netflix

Según su protagonista, Taylor Kitsch, el mayor batacazo financiero de Hollywood se está ganando nuevos fans gracias al vídeo bajo demanda. Y nosotros nos alegramos.

[Crónica Gijón 2014] La lección de interpretación de Brendan Gleeson

El FICX abre sus puertas un año más con propuestas interesantes en los ámbitos de ficción y documental.