CRÍTICA

La favorita

10

Por
30 de diciembre de 2018

¡Aleluya! He aquí tres personajes femeninos malos. Muy malos, de hecho. Tres mujeres maliciosas, estrategas, seductoras, formando un triángulo isósceles de conspiraciones palaciegas. A un lado, la monarca, inspirada en la reina Ana Estuardo, primera gran soberana de Gran Bretaña, líder de las tropas británicas en la Guerra de Sucesión Española, mujer frágil aquejada de constantes ataques de gota y madre de 17 niños muertos antes o poco después de nacer. La reina, interpretada por Olivia Colman con una intención y una maestría que no escapa ni a la velocidad de su pestañeo, es inestable, voluble, caprichosa e insegura, una niña que propicia la aparición a su lado de mujeres fuertes, dominantes y ambiciosas, que la protejan y, de paso, que gobiernen por ella. La primera, amiga de la infancia, es Sarah Churchill, Duquesa de Marlborough, antecesora de Winston y de la princesa Diana de Gales. Rachel Weisz, que pone la bondad de sus facciones al servicio de esta mujer fría, inteligente y mandona, es la gran favorita que maneja los asuntos de palacio sin requiebros ni grietas. Su fallo es, precisamente, apiadarse de su pobre prima Abigail Masham, noble caída en desgracia después de que su padre la perdiese en una mala partida de cartas. Emma Stone, cuya astucia para escalar socialmente viene implícita en sus ojos, cual Anne Baxter en Eva al desnudo, no tarda en ganar posiciones de criada a nueva favorita de la soberana.

Queda claro, por tanto, que los afectos de Yorgos Lanthimos en el guion, hasta ahora dirigidos a los lazos interpersonales –familiares en Canino o sociales en Alps o Langosta–, se concentran en La favorita en la creación de personajes femeninos para, qué duda cabe, retratar una vez más al ser humano como le gusta al cineasta griego, es decir, chapoteando en lo más profundo de su mezquindad. Lo interesante, tal vez, es que ese retrato sea de mujeres cuyos defectos, femeninos o no, rara vez se ven en el cine. En este sentido, La favorita es una buena continuación de El sacrificio de un ciervo sagrado, sustituyendo al pusilánime protagonista masculino por mujeres volubles y manipuladoras, lloros incluidos. Más interesante aún es que esos personajes tan malos se vayan revelando, como las capas de esos vestidos dieciochescos, como individuos complejos. Debajo de su instinto de supervivencia –La favorita puede leerse como un retrato de la naturaleza capitalista del hombre, por mucho que esté contextualizada en el siglo XVIII– encontramos dulzura, amor o necesidad de afecto, cuyas consecuentes luchas de poder terminan decidiendo el destino de las batallas y subidas de impuestos.

La favorita también va un paso más allá en el estilo visual. Mientras su tendencia a la iluminación natural, velas mediante, recuerda inevitablemente a Barry Lyndon, su época es tan libre como un baile real con perreo o diálogos de pollas enanas en las salas nobles de la corte. Pelucones exagerados, perdigones o conciertos de Bach mezclados con temazos de Elton John son algunas de esas notas discordantes tan propias de Lanthimos, como esos grandes angulares que evidencian la soledad de los personajes, cada vez más miserables y, también, menos alejados de la realidad.

Rachel Weisz, Emma Stone y Olivia Colman reinan en esta película de época absolutamente actual con grandes dosis de astucia y manipulación.

SINOPSIS:

Principios del siglo XVIII. Inglaterra está en guerra con Francia. Aun así, las carreras de patos y el gusto por la piña florecen. La frágil reina Ana ocupa el trono y su amiga íntima, Lady Sarah Churchill, gobierna el país en su lugar mientras se ocupa de la mala salud de Ana y su volátil temperamento. A la llegada de una nueva criada, Abigail Masham, el carisma de esta se gana la simpatía de Sarah, que se convierte en su protectora y por su parte, Abigail ve en ello la posibilidad de regresar a sus raíces aristocráticas. A medida que la política de la guerra consume gran parte del tiempo de Sarah, Abigail llena el vacío que esta deja como compañera de la Reina. Su creciente amistad le brinda la oportunidad de cumplir sus ambiciones y no permitirá que ninguna mujer, hombre, política o conejo se interponga en su camino.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , , , , , , ,

GUIÓN: ,

PAIS: EE. UU.

DURACIÓN: 121 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Fox

ESTRENO: 18 de Enero de 2019

‘Babylon’: Lo nuevo de Damien Chazelle con Emma Stone y Brad Pitt llegará en 2021

El director de 'Whiplash' volverá a demostrar su amor por los clásicos hollywoodienses en una producción cuyos derechos acaba de adquirir Paramount.

¿Por qué amamos a Emma Stone?

Rubia o pelirroja. Chica del héroe, meretriz de pega o 'desgajazombies'. Consigue que vayamos al cine a ver lo que sea si sale ella. Incluso un 'reboot' de Spider-Man.

Emma Stone promete que ‘Cruella’ será una película bastante “salvaje”

La actriz encabeza el reparto de una de las revisiones en acción real más estrafalarias que ahora mismo planea Walt Disney Studios.

Primer vistazo a Emma Stone como ‘Cruella’

La temible villana de '101 dálmatas' va a contar con su propia película, y Disney se las ha apañado para que sea una ganadora del Oscar quien la interprete.